Esperamos Tu Pronto Regreso Señor

MENSAJE DE NUESTRA MADRE EN ANGUERA BRASIL

Mensaje de Nuestra Madre celestial Número:3384


2010-10-10


Queridos hijos, no desaniméis ante vuestras dificultades. Dios está a vuestro lado, aunque no lo veáis. Alegraos, pues no estáis solos. Abrid vuestros corazones y sentiréis siempre esta presencia divina y amorosa del Señor. Vine del cielo para ayudaros. Conozco vuestras necesidades y pediré a Jesús para que os haga victoriosos. Doblad vuestras rodillas en oración. Nada está perdido. Confiad plenamente en la Bondad del Señor. Vosotros sois importantes para la realización de mis planes. Dad lo mejor de vosotros en la misión que el Señor os confió. La humanidad se alejó de Dios y camina hacia el abismo de la autodestrucción.  Armenia vivirá la angustia de un condenado. La muerte pasará y la destrucción será grande. Rezad, rezad, rezad. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz.

Mensaje de Nuestra Madre celestial Número:3385


2010-10-12


Queridos hijos, Soy la Madre y Reina de Brasil. Os pido que mantengáis encendida la llama de vuestra fe, pues deseo conduciros a mi Hijo Jesús. Solamente por la fe podéis comprender los designios de Dios para vuestras vidas. Sed dóciles. No quedéis de brazos cruzados. Dios tiene prisa y os espera con inmenso amor de Padre. Vosotros sois el pueblo del Señor. Él necesita de vuestro sincero y valiente testimonio. No retrocedáis. Solamente en Jesús está vuestra salvación y fuera de Él jamás el hombre podrá ser salvo. Muchos hombres vinieron y fueron instrumentos de Dios para el bien de la humanidad, pero solamente Mi Hijo Jesús murió en la cruz para salvaros. En Él está el mayor Amor. IMITADLO y seréis felices ya, aquí en la tierra y más tarde Conmigo en el cielo. Ánimo. Yo pediré a mi Hijo Jesús por vosotros. Un doloroso acontecimiento se dará en Marruecos y se repetirá en el Sur de la Bahía. Doblad vuestras rodillas en oración. Yo estaré siempre a vuestro lado. Adelante. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz

Mensaje de Nuestra Madre celestial Número:3386


2010-10-13


Queridos hijos, Soy la Madre de Jesús y vuestra Madre. Os pido que os alejéis de toda maldad y que en todo lugar busquéis testificar que sois verdaderamente de mi Hijo Jesús. Dios os llama. Estad atentos a las señales de Dios. Un fenómeno extraordinario será visto en varios Países de Europa. ES el llamado de Dios a los hombres y mujeres que se alejaron de Su gracia. Yo vine del cielo para reclamar lo que es de Dios. Abrid vuestros corazones y escuchad mis llamados. No quiero obligaros, pero escuchadme. Yo quiero ayudaros, pero depende de vosotros aquello que Yo hago. Depositad toda vuestra confianza y esperanza en Jesús. Vuestra liberación se acerca. No retrocedías. Llenaos del Amor del Señor, pues solamente así podéis ayudar para la conversión de la humanidad. Aún veréis horrores sobre la tierra.  Turquía ha de llorar y lamentar por la muerte de sus hijos. Italia pedirá auxilio y mis pobres hijos cargarán  la cruz pesada. Sufro por aquello que viene para vosotros.  Rezad. Solamente por la fuerza de la oración podéis encontrar la paz. Coraje. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz

Mensaje de Nuestra Madre celestial Número:3387


2010-10-16


Queridos hijos,  no temáis. Yo estoy con vosotros. Coraje. Depositad vuestra confianza en Dios y veréis la paz reinar sobre la tierra. Buscad fuerzas en la oración y en las palabras de mi Hijo Jesús. Acercaos al confesionario para recibir el perdón del Señor. Caminad alegremente al encuentro de Jesús en la Eucaristía. En Él está vuestra felicidad plena.  Alejaos definitivamente de toda maldad y servid al Señor. La humanidad está enferma y necesita ser curada. Los hombres se alejaron de Dios y la humanidad camina en una triste ceguera espiritual. Yo vine don cielo para ofreceros mi Inmaculado Corazón como refugio para estos tiempos de tribulaciones. He ahí el tiempo de la gran batalla espiritual. Fortaleceos en el amor. Yo rogaré a mi Hijo Jesús por vosotros. La tierra se estremecerá en Tangshan. Semejante acontecimiento se dará en Irán. Llegaron los tiempos por mí predichos. Rezad, rezad, rezad. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz.

Mensaje de Nuestra Madre celestial Número:3389


2010-10-21


Queridos hijos, dejad que la Luz del Señor ilumine vuestras vidas. No retrocedáis. Dios está al tanto de todo. Doblad vuestras rodillas en oración. Camináis hacia un futuro de grandes y dolorosas pruebas. Aquello que os anuncié en el pasado va a realizarse. Buscad fuerzas en la oración. En el Señor esta vuestra victoria. Los que están en Loreto beberán el cáliz amargo del sufrimiento. La humanidad camina hacia el abismo de la autodestrucción que los hombres hicieron con sus propias manos. Sufro a causa de vuestros sufrimientos. No retrocedáis. Yo estaré a vuestro lado. Adelante sin miedo. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz.


Mensaje de Nuestra Madre celestial Número:3388
2010-10-19
Queridos hijos,  vine del cielo para indicaros el camino de la gracia. No os alejéis del Señor. Sabed que el pecado os lleva a un pecado mayor; os lleva a la tiniebla y os aleja del camino de la salvación. La gracia os lleva a Cristo, Camino, Verdad y Vida. En la gracia hay amor, paz, alegría y encuentro personal con Mi Hijo Jesús. Encaminar vuestras vidas para Aquel que es vuestro único y verdadero Salvador. Dios se alegra con aquellos que buscan Su gracia. No os olvidéis de las palabras de mi Hijo Jesús: quién busca, encuentra. Sed fuertes. No retrocedáis. Mi Señor os ama y os espera. India pedirá auxilio y mis pobres hijos cargarán la cruz pesada. Rezad. En la oración encontraréis la solución para todos vuestros problemas. Ánimo. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz.
Estos mensajes fueron traducidos del idioma portugués al español del  sitio oficial Brasileño, así, tratando en todo momento sean una copia  fiel a los mensajes originales en portugués.

*******************************************************************************************************************************


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU HIJA AMADA LUZ DE MARÍA

01 DE NOVIEMBRE DE 2010

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:
LA ALEGRÍA DE LA FRATERNIDAD ES DISTINTIVO DE LOS HIJOS DE DIOS.
EL AMOR FRATERNO ACRECIENTA LA BENDICIÓN, FORTALECE AL PUEBLO FIEL.
LA IGLESIA NO ESTÁ CIMENTADA SOBRE ARENAS MOVEDIZAS, SINO SOBRE ROCA FIRME.
Las fuerzas del mal avanzan contra el Pueblo de Dios. La iglesia combate contra el engendro de satanás, en una cruenta batalla que sobrepasa lo físico y se acentúa en lo espiritual.
Los avances tecnológicos serán la principal arma del maligno para poseer la mente de los hombres y controlar a los tibios de corazón y a quienes viven lejos del Amor Divino.
Hijos, el dragón ha salido de su escondite para mostrar su poderío,  avanza sin que el hombre perciba sus pasos. El fuego de su boca devorará la Tierra, el veneno que destila exterminará gran parte de la humanidad. Con cadenas arrastrará a los cautivos. Su voz hará temblar la Tierra.
El usurpador trabaja para debilitar el corazón de la Iglesia, y así enfrentar a unos contra otros dentro de la Iglesia hasta dividirla.  Saqueará los Templos y buscará su botín entre las almas. Se complacerá en la carne de inocentes. LOS ÁNGELES DE DIOS DESCENDERÁN Y RESCATARÁN AL PUEBLO SANTO.
Hijitos, no se cierren a lo venidero. Prepárense, oren, aliméntense del Cuerpo y Sangre de Mi Hijo en la Eucaristía. 
Amadísimos hijos, no olviden orar por las almas del Purgatorio.
Amados Míos, el dolor y la muerte pasarán nuevamente.
La Tierra temblará.
Oren por Chile.
Oren por Argentina: pasará momentos de dolor.
Oren por Estados Unidos.
Oren por Indonesia.
El agua ya no es aliada del hombre. En donde hay desierto, habrá agua.
Un país de paz vivirá momentos de tensión.
OREN POR LA CONVERSIÓN DE LOS PECADORES.
ÚNANSE, LA ORACIÓN NO DEBE DECAER.
RECEN EL SANTO ROSARIO.
EL PUEBLO FIEL ENCUENTRA EN LA ORACIÓN SU REFUGIO Y SU FUERZA.
No desfallezcan, Mi Hijo no les desampara. Esta Madre no les desampara.
No continúen con oídos sordos.
Mis llamados son urgentes.
Les amo. Les bendigo.
Mamá María.
 
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
 

 
COMENTARIO DEL INSTRUMENTO SOBRE EL MENSAJE
 
Hermanos (as):
NUESTRA MADRE NOS LLAMA A UNIRNOS COMO PARTE DEL CUERPO MÍSTICO.
La unión es necesaria en este instante, el anticristo mueve sus piezas para tomar el control del mundo.
 
Estamos viviendo el preámbulo de una batalla espiritual, sin cuartel.
La fe debe mantenerse al máximo, hidratándola con el alimento Divino: “LA EUCARISTÍA”.
La oración, antecedida de una debida preparación, es un arma poderosa.
No podemos cerrar la mirada ante el panorama actual que vive la humanidad.
Clamemos por la intercesión de Nuestra Madre Santísima.
Recemos el Santo Rosario y difundamos la importancia del mismo.
Seamos mensajeros de paz.
“LA SALVACIÓN VIENE DE NUESTRO DIOS, QUE ESTÁ SENTADO EN EL TRONO Y DEL CORDERO” (AP. 7,10)
*********************************************************************************************************

Mensaje Final de Nuestro Señor Jesucristo 31 de Diciembre de 2004

 

Vidente: Julián Soto Ayala, México

 

Esto dice el Rey de todas las naciones:

 

Sentado en mi trono, observo la conducta de los hombres. Hacen cosas despreciables y se sienten satisfechos y felices.

 

No saben que mi día ha llegado. El fuego y la espada (la guerra) caerá sobre las naciones culpables. Usaré a las naciones del Oriente para despertarlas de su letargo, con ruido y amenaza, estruendo y llanto, humo y pólvora.

 

Un gobierno se enseñoreará de otro y una nación levantará pleito contra otra.

 

Óh, Territorio (de Gaza)! Fuente de conflictos, no recordarás las hazañas de tus héroes anónimos. Las naciones sin Dios, os pueblos paganos, que siguen sus bárbaras costumbres recibirán corrección a fin de que se conviertan a Mí. Si no se convierten con los avisos del cielo y con la corrección de mi brazo, caerán para siempre y su descendencia mortal tendrá fin; donde estuvieron fundadas serán cubiertas de algas, de animales marinos y corrientes turbulentas. La escoria de su pasado se purificará con la prueba, pues yo llamé y nadie contestó. Hablé y nadie se dignó escucharme. Fui ignorado  por ustedes, pues amenacé, advertí y dí a conocer mi decreto.

 

Te vi ióh Africa! Con ojos de bondad, y te envié misioneros y visionarios. Las purgas étnicas serán tu alimento, y la amargura tocará tus entrañas, pues te fuiste tras los ídolos sin ver a quien te tendía su mano.

 

Como en todos los lugares me reservé un pueblo pequeño, un puñado de hombres y mujeres que inocentemente aceptaron el mensaje del Evangelio.

 

La epidemia cubrirá tus selvas y se contarán por miles los que quedarán tirados en los caminos angostos y finalmente en la fosa común. Mis escogidos irán al norte y les abriremos senda, donde los resguardará mi mano, pues en todo, trataron de ser agradables a Mí.

Cuando en los cerros altos, dancen frenéticamente, con cultos idolátricos aborrecibles, abriré la tierra para que ésta los devore; y si esto no es suficiente haré venir a las naciones lejanas, cuyos reyes se repartirán las pocas riquezas que queden, y se lavarán las manos, culpando a otros países de sus crímenes; de esa manera tratarán de tener su conciencia tranquila.

 

Hijos míos, Satanás se paseará orgulloso por las naciones devastadas y estará feliz de oír quejas y lamentos en contra de Dios y sus profetas. Cobrará tributos y someterá a todos a sus deseos egoístas.

 

En Oceanía, los templos dedicados a los ídolos servirán como refugio a damnificados, sobrevivientes de catástrofes naturales. El hambre será el principal flagelo. Sin embargo allí también estará mi resto, mis escogidos, los que aceptaron mi palabra ; ellos irán al sur, mirarán mi cruz y será para ellos como la estrella de Belém.

 

Caos y desorden mundial

 

Hijo mío: Muy próximo está un tiempo de caos y desorden mundial. La confusión imperara en el mundo como algo permitido por mi Padre, para enseñar a la humanidad que lejos de Él y su ley (los 10 Mandamientos) solo habrá oscuridad espiritual.

 

El hombre fue creado para amar, pero el odio y el egoísmo han empañado su imagen. Dentro del caos, el hombre se sentirá solo, no encontrará nada que llene su esencia, se buscará maestros falsos e inventará doctrinas horribles en contra de los sacramentos; su desconfianza lo llevará a refugiarse dentro de sí mismo, y no reconocerá ninguna ley más que su propio y ciego albedrío; no sabrá distinguir lo bueno y lo malo, pues su conciencia adormecida por el pecado no le reprochará las cosas horribles en las que se verá envuelto. La tierra no le producirá alimento y hasta la lluvia del cielo se negará a caer en los lugares que pisa.

 

Dentro de este tiempo, se proclamará un ecumenismo falso, cuyo propósito será: conformar una religión mundial con un humanismo extremo pero sin Dios.

 

Ajeno a todo tipo de doctrina, sin compromisos, sin sacrificios, sin sacramentos, sin iglesia, sin papa. Su lema será:

 

“La religión somos todos y todos somos Dios”

 

Este tipo de ecumenismo será aceptado por la mayoría de los jefes de las naciones más poderosas: los países pobres, sin economía, no tendrán ni voz ni voto.

 

Este falso ecumenismo dará libertad a la “Iglesia” de Satanás, para difundir su “Biblia” y “Doctrina” de demonios.

 

Quienes se opongan a todo esto, serán perseguidos, amenazados unos, otros sacrificados; habrá mucha sangre inocente derramada.

 

El poder del mundo será entregado por el mismo Satanás a sólo unos cuantos. Él será entonces líder, su poderío será inmenso y se creerá dueño del mundo. La confusión total será cuando ya no haya otra opción.

 

La naturaleza entera protestará por todo esto alzando sus olas y arrasando los palacios y lugares de perversión. Muchos volcanes dormidos despertarán; el granizo enorme, la gran helada y enfermedades incurables para la ciencia medica surgirán entonces.

 

Pero i alégrate, pequeño rebaño de mi predilección! Pues me he escogido un puñado de valientes que no inclinarán la cabeza ni doblarán la rodilla, ante aquel que desea ser adorado. Estos Apóstoles de los Últimos Tiempos llevan el sello de la cruz en la frente y en su corazón, la fuerza de mi espíritu para derribar fortalezas y derrotar ejércitos. Yo los reuniré y se conocerán unos a otros, pues su característica principal será: un gran amor a mi Madre.

 

Habrá pequeñas pero ardorosas comunidades de reparación, en alianza santa con los sagrados corazones guiados por el Arcángel San Miguel, se enfrentarán a legiones verdaderas de espíritus impuros. Estos grupos vivirán ocultos a la mirada del mundo, en las montañas altas, en los valles y lugares de preservación.

 

Habrá entre ellos profetas y videntes que guiarán con sabiduría al pueblo santo. Pues habrá un tiempo y muy próximo está, en el cual no habrá sacerdotes santos y legítimos.

 

Cuando el caos y la confusión reinen en muchas partes, aparecerá mi Cruz Gloriosa, el arma que más teme Satanás, pues en ella fue vencida la muerte y ganada la vida. Hoy terminan los auténticos mensajes.

 

Profetas y videntes guardarán silencio por orden mía, según el tiempo que les fue concedido a cada uno para profetizar y anunciar los acontecimientos según el don recibido. Observen los acontecimientos, pues a partir de hoy cada cosa anunciada tendrá cumplimiento. El silencio del cielo envuelve a la humanidad. Se acerca la gran hora de la misericordia.

 

El cielo se teñirá de rojo y recordarán al ver la proximidad del castigo mis lágrimas y mi sangre. i Oh, hijos míos! Entonces vengan a refugiarse con confianza en los aposentos sagrados de los dos Corazones. No hay refugio más tierno y seguro que mi Sagrado Corazón y el Inmaculado Corazón de mi Santísima Madre.

 

Después de la señal gloriosa en el cielo, la estrella “Mara” golpeará la tierra y sus residuos caerán al mar. Contaminarán el aire y agua, y el cielo parecerá presa de un gran incendio. Un ruido enorme se oirá entonces permanentemente mientras los montes y las colinas se moverán y las islas desaparecerán. Las placas liberarán energía y el universo será reformado. Muchos países desaparecerán, unos por completo, otros en forma parcial.

 

El agua del mar se volcará sobre el desierto, pero en mi gran misericordia preservaré las casas y lugares de reparación. Los que fueron fieles serán milagrosamente protegidos. Yo entonces tomaré posesión del reino de la tierra. Una era grande y hermosa de paz vendrá sobre el mundo, y ya no se levantarán más nación contra nación. No se alistarán más para la guerra, pues convertiré la tierra en un vergel. Y los aposentos divinos de los Sagrados corazones tendrán su reino de paz y amor.

 

Sanearé con mi poder las aguas y el aire contaminado donde vivirán mis pequeños rebaños. Mis amados hijos fieles que no se dejaron vencer en las tribulaciones ni en las persecuciones; el manto y la sonrisa de mi Madre bendita los abrigará amorosos. Hijos míos: No hay nada más que agregar. Todo lo hemos anunciado con tiempo, de una y mil maneras. Vivan pues como hijos muy amados de los Sagrados Corazones.

 

Purifíquense de sus pecados confesándose sinceramente uno por uno ante el sacerdote. Abandonen pues toda clase de pecado mortal y no corran a adorar a los ídolos. Vivan con la confianza total en mí, en abandono a mi voluntad, a la providencia de mi Padre…

 

Hay una promesa para ustedes, una promesa firmada con mi sangre, un cielo nuevo y una nueva tierra. La justicia divina trae en sí misma esa herencia, esa promesa.

 

Yo levantaré mi Iglesia, con pastores santos que hablaron y enseñaron con mi sabiduría. En la hora de la justicia, serán sanados los corazones heridos. Llegó la hora de la boda del Cordero con su Iglesia, con su pueblo fiel y piadoso. Mi justicia llenará de conocimiento a la tierra entera, mi justicia es el acto máximo de mi misericordia para aquellos que verdaderamente me aman y guardan mi palabra.

 

En la hora de mi justicia quitaré el sueño de vuestros ojos para que velen atentos en oración, agradeciendo a Dios en todo momento el amanecer de un nuevo día de vida. Se acerca la prueba máxima de mi amor por la humanidad, uniré a los que son míos con el más sublime amor de mi corazón.

 

Serán interminables las horas de dicha y alegría para los corazones abiertos a mi amor. Florecerán las pequeñas comunidades ante mi justicia, pues serán un testimonio de amor para el mundo. En trabajo y oración verán venir la luz que iluminará el cielo, mi cruz, hijos míos: Mi Cruz Gloriosa será la señal.

 

En tanto los perversos y herejes temblarán de espanto, pues les fue dicho por sus falsos profetas y videntes que no habría ningún castigo por sus crímenes, i oh, desdichados…!

 

Vuélvanse a mí antes de que sea demasiado tarde, pues mientras comen y duermen, mi justicia trabaja en el mundo. Yo soy el amor de los amores, prueben la bondad de mi corazón y yo los levantaré de su ruina moral y espiritual. Vengan a mí antes que la desgracia toque a sus puertas, vengan a mí, pues yo soy la paz verdadera, yo soy el pan y la vida; aliméntense de mi palabra y mi carne. Yo soy la luz para el mundo, i oh, mis hijos amados! Vengan a mí y yo les quitaré sus cargas y enfermedades, miren mis brazos extendidos en la cruz. Fui vencido por la pasión, por el amor a la humanidad.

 

Se acerca el impostor, no lo escuchen. Intentará marcarlos como de su propiedad, no se sometan a él ni a sus servidores. La naturaleza entera se manifestará en señales inequívocas de que algo tremendamente fuerte se acerca.

 

Se aproxima el fin de los tiempos. Mis escogidos ya se preparan con los pedimentos del cielo. Deseo vivamente esos lugares de resguardo, mis pequeñas células vivas de oración, verdaderamente es urgente, ya no hay más plazo. Renuncien al mundo y a las bajas pasiones, los lugares de preservación ya están reservados.

 

Dejen de dormir. Dejen el egoísmo y pónganse en marcha; ya no desperdicien vanamente el tiempo en cosas del mundo, pues el mundo pasará a la historia con sus vanidades y lujurias. i Vivan en los lugares de refugio con santidad y decoro! Como mi más pequeño selecto rebaño de predilección. i Vamos! Yo Jesús les dirijo: Mi palabra que es vida y verdad.

 

Vive mi padre en el acontecer de los tiempos finales. Él da la lluvia a su tiempo donde se necesita. Da una orden a las nubes, y el aire las empuja donde Él quiere que se haga su voluntad, el trueno de su justicia y su rayo purificador va según su orden. Él le da estabilidad al mar y a los montes y hace surgir la hierba y los árboles de los campos…

 

Los animales se aparean ante su vista, las fieras salvajes están bajo su divino poder, inspira a los profetas y les ordena ir donde hace falta su palabra. Esto, el hombre necio y rebelde, no lo reconoce; retira su mano poderosa donde la idolatría y la inmoralidad sentaron sus reales. Del agua hace nacer la vida de los peces y de toda clase de animales marítimos; la naturaleza toda sigue su ritmo a su vista y en su presencia; ruge el volcán arrojando lava, fuego, humo y ceniza.

 

Yo, Verbo Eterno encarnado, vivo con mi Padre  en las alturas. Haremos del mundo convertido en ceniza un vergel donde no había vida. Haremos del mundo un paraíso reformado con la gracia del supremo amor. Entonces, no se inquieten ni tengan miedo, no pierdan la paz y el buen juicio, pues es necesario pasar por el fuego de la purificación, como pasé yo del Getsemaní, al sufrimiento que me alcanzó la salvación de sus almas. Pues mi Padre así lo dispuso; así, como pasé del dolor de la cruz a la alegría de la resurrección, así pasará la humanidad en el triunfo y reinado de los Sagrados Corazones. Satanás será atado junto con sus servidores y terminará su supuesto dominio.

 

¿Quieren saber lo que significa la justicia divina, la santa cólera, el enojo divino?

Significa: El último esfuerzo para convertir pecadores, todo tipo de catástrofes es para mostrar su poder, pues en el tiempo del reino no podrán habitar los malvados junto con los justos. La tierra entera será bendecida para que habiten los justos; se hará justicia a los débiles, a los pobres y oprimidos; los desamparados poseerán los bienes, y todos durante el reinado tendrán un solo corazón, una sola alma, un solo pensamiento. La purificación los hará puros, pues esperen entonces con ansia este momento.

 

Los insectos dañinos y las plantas venenosas serán exterminados, la pradera se cubrirá de rocío y de flores. Habrá un nuevo sol. En las comunidades religiosas de vida santa se oirá solo una acción de gracias y bendiciones. Las doncellas vírgenes danzarán al son de instrumentos musicales.

 

Ustedes vivirán el mañana sin temor, ningún hombre quitará la vida a otro, ni codiciará su mujer o sus bienes; las enfermedades mortales ya no serán más; nadie tendrá guardada un arma para defenderse; un sentimiento de amor santo se apoderará de toda la faz de la tierra. He aquí, mi pequeño, que escribes el último mensaje según el tiempo y el don que te concedí, y mi mandato es que lo des a conocer, pues es el gran tiempo de la esperanza: Mira: escribe sin descanso, pues todavía aún es tiempo.

 

Cuídate de los que juzgan mal el proyecto de comunidades de fe, haz todo lo que yo te he explicado, no desobedezcas mis órdenes. Ahora soplo sobre ti mi espíritu que te guiará. Esto que fue una carga dolorosa para tí, lo cumpliste con alegría, sin quejarte ante mí de los menosprecios y humillaciones: Llevaste mi yugo en medio de la incomprensión y la soledad; nunca te dejé solo. Cuando tu llorabas ante mí, yo mismo recogía con mi mano tus lágrimas.

 

Pero mira: Llegó el momento de resumir todos nuestros mensajes. Yo no permití que tu vieras medios y bienes para darlos a conocer. Fui Yo, solo Yo quien te inspiraba a bajar la vista y guardar silencio. Yo, Jesús estaba viendo tu comportamiento, Yo no permití que tuvieras estudios, es más, te salvé de miles de tentaciones; mi gracia hacía eso en tí; mi gracia no te la quito, porque ahora pasarás de la palabra al testimonio. Fui Yo, Jesús quien no permitió que tuvieras un director espiritual cualificado, Yo te salvé de la muerte y te protegí de tus enemigos.

 

Fui Yo, Jesús quién permitió tus caídas y tus errores; tu te diste cuenta que sin comer mi cuerpo y beber mi sangre hubieras sido triturado por mi enemigo. Demuestra pues con valor que estoy contigo siempre, aunque ya no haya mensajes que dar a conocer. Permití, que la depresión y la tristeza te dominaran por un tiempo; fui Yo quien te hizo venir a mi presencia sacramentada reconociendo tus errores; fui Yo quien sanaba a los enfermos y los liberaba imponiéndolos tus manos.

 

Da, Hijo mío, el Aviso a las naciones europeas, pues sus crímenes llegan al cielo. Un rumor llega a mis oídos: de allí nació el imperio del mal, que como gangrena maligna laceró Mi Iglesia con doctrinas y mandatos de hombres. Muchas de las ciudades principales, orgullo de sus crímenes, serán quemadas por el fuego del cielo.

 

Solo serán respetados los reducidos espacios donde puso sus pies mi bendita Madre, y los lugares donde se establezcan las comunidades de preservación, de alianza profética, de comunidad de profetas: los lugares donde el ejército católico de resistencia haya establecido los Apóstoles de los Últimos Tiempos y las casas de reparación. Ustedes, queridos hijos ya saben como protegerse: El objetivo primordial de este mensaje es urgente: prepárense para las cosas que sacudirán al mundo.

 

A Tí, América,

te digo: Tus idolatrías y desórdenes sexuales yo los veo a diario. Tus crímenes también están ante mí; la sangre de obispos y sacerdotes clama a mí, por tus obras te juzgo, y la plaga, la epidemia y la miseria reinarán en muchas naciones.

 

Los de Oriente se lanzarán contra tí para devorarte, como lo hace una fiera con su presa. Pues perseguiste con saña a mis profetas a los que yo mandé, por eso tendrás como premio la violencia y el terror: No se apartarán de las plazas de las ciudades principales. Las bombas enemigas tocarán tu orgullo, y tu cielo se llenará de luto.

 

Así como cayeron las torres, caerán tus imponentes rascacielos. El terrorismo será la peor plaga, más peligrosa que los roedores hambrientos. Los fanáticos gritarán por tus calles y recordarás con añoranza a aquellos que yo envié con mis mensajes y ya no están. Tus templos estarán contaminados y te invadirán religiones anticristianas.

 

Las epidemias azotarán los pueblos. Habrá motines y revueltas… En fin, recibirás tu premio; sin embargo, mi pequeño rebaño será tu tabla de salvación: entre tanto hedor de putrefacción, serán flores aromáticas.

 

Tus brujos y adivinos, magos, hechiceros y charlatanes nada podrán contra ellos, los que con tiempo se prepararon para cumplir lo que mi Santa Madre y Yo con insistencia pedíamos.

 

Tus costas serán cubiertas por agua y se partirán los lugares en la tierra donde obró continuamente el mal. Grandes grietas se abrirán y brotará de ellas agua; tronarán los volcanes, pero mi pequeño rebaño de escogidos serán milagrosamente protegidos.

 

Llegó el momento, hijo mío, mi pequeño: Recuerda siempre al mundo mi promesa. Ahora te abrazo y te bendigo, yo sigo contigo…

 

(Vidente) “Yo, sentía infinita tristeza, como un niño huérfano con hambre, con frío y con soledad. Cuando Jesús me abrazó, yo toqué su corazón y mis manos se llenaron de luz, él se ha despedido. Yo lo vi muy triste, lo vi llorar, i oh, yo también quiero llorar! Me dejarán solo por un tiempo, no tengo consuelo, le pido a Jesús que me lleve con él y él me dice: Hijo: Tu misión no termina, apenas empieza.”

*********************************************************************************************************

 Sinsabores no os van a faltar y habrá días en que no podáis soportar tanta amargura

01 Noviembre, 2010

 

Hijos Míos, los sinsabores no os van a faltar y habrá días en que no podáis soportar tanta amargura. Yo, Jesús, os hablo. Pero quiero que sepáis que todo está previsto por la Providencia que lo que más desea es vuestra santificación y el bien de las almas. Yo, Jesús, os hablo.
No temáis nada cuando las cosas vayan mal, es entonces cuando Me tenéis que demostrar realmente vuestro amor y vuestra confianza. Yo se lo que tengo que hacer y como lo tengo que hacer, Yo se hijos Míos, lo que tengo que permitir y lo que no tengo que permitir. Pero quiero que sepáis cuantas personas sufren por Mi causa, que en el transcurro del tiempo las almas que Me aman siguen haciendo el bien aunque no vivan ya en la tierra, pues su vida, sus actos, las vicisitudes que pasaron ayudan a otras almas que en el correr de los siglos aman a Dios con sus pros y sus contras. Yo, Jesús, os hablo.
Grande es que Me ofrezcáis un acto de amor, sí hijos, Me agrada mucho cuando Me ofrecéis un acto de amor, o vivís pensando en Mí, pero cuando Me ofrecéis las penas, los sufrimientos, a Mí Me glorifica y Me agrada aun mucho más, porque hijos, con ello Me demostráis la fe que Me tenéis y el abandono en Mi Divino Corazón de que seré Yo el que salga al frente de todo si vuestra fe en Mí se mantiene.
No dudéis hijos Míos, no dudéis nunca de que Yo os asistiré en la tribulación, recordad a Mi apóstol Pedro que se hundió en las aguas porque dudó de Mí, ved en el Evangelio la simbología de las cosas, ved y aplicárosla, porque vosotros en el lugar de Pedro también os hubierais hundido por falta de fe. Es la falta de fe la que os hunde, no el sufrimiento, tenéis que creer a pesar de que todo se ponga en contra, tenéis que creer que Yo puedo todo y lo quiero. Recordad la resurrección de Lázaro, ¿acaso no es mucho más difícil resucitar un muerto que libraros de una tribulación?
Hijos no dejéis de creer en Mí en los días de prueba, en la oscuridad, en la amargura, porque Yo se hijos Míos hasta donde debo permitir, eso no quiere decir que no Me supliquéis que acorte la prueba, o que Me pidáis que os de más fe, eso Me agrada, pero toda vuestra aptitud toda vuestra compostura debe girar en torno a Mí, porque solo Yo os puedo ayudar. Yo, Jesús, os hablo y os aviso. Mi paz a todo aquel que lea y crea este mensaje.
Fuente: Yo, Jesús os Hablo
*****************************************************************************

Os llamo a la Fidelidad con el Evangelio
 

Febrero 10/10 (3:56 p. m.)
 
María Santísima dice:
 
Mis pequeños: María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, os llama a que seáis apóstoles de la luz, apóstoles que lleven la antorcha encendida del Amor Santo y Divino en sus corazones. Apóstoles que lleven gravado en sus labios, en su mente, en su corazón la Palabra de Dios. Palabra que os habrá de transformar. Palabra que os habrá de llevar a una conversión perfecta y transformante. Palabra que os llevará a actuar como actuó Jesús cuando estuvo acá en la tierra.
 
Hijos amados: no os dejéis sacar de la sana doctrina. El mundo actual está abocado a filosofías extrañas y llamativas. El mundo actual ya ha entrado en la gran apostasía. Mirad que el error se ha difundido por todas partes del mundo entero. Mirad que algunos dogmas son puestos en tela de juicio por algunos teólogos; algunas verdades de la fe son rechazadas cuando deben ser admitidas, cuando deben ser vividas. Os llamo a vosotros a la fidelidad con el Evangelio. Os llamo a vosotros a manteneros firmes en la fe. Vientos fuertes soplarán sobre vosotros, no os dejéis ni siquiera tambalear, permaneced adheridos a la roca firme que es Jesucristo. Os llamo a vosotros a pasar desapercibidos frente a las miradas mordaces y suspicaces de vuestros hermanos; que se os note la presencia del Señor Jesús, pero sin excentricidad; que se os note el perfume de santidad, el perfume de coherencia con la Palabra.
María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, os quiere formar en Sabiduría Divina, en la Ciencia sólida que jamás se desmoronará, jamás se acabará.
 
Hijos míos: sed sumamente cautelosos, no os dejéis desviar ni a derecha ni a izquierda; hay tantos engañadores, hay tantos seductores, hay tantos hombres con palabras de convicción y en vez de llevaros por los caminos del bien, os llevan por los caminos del mal.
 
Vosotros, resto fiel de la Iglesia, no tengáis miedo, no tengáis temores frente a todos los acontecimientos que están por suceder, conservad la confianza plena en la misericordia del Señor para con todos vosotros. Eso sí, debéis permanecer en santidad, debéis hacer de vuestro corazón: incensario de adoración y de alabanza para el Rey de reyes y Señor de señores, para el Rey del más alto linaje que está presente en la Hostia Consagrada. Debéis orar, porque si dejáis de orar caeréis en abismos oscuros, caeréis en las artimañas y engaños del adversario.
 
Os quiero llevar a una de las moradas del Cielo. Os quiero abrazar. Quiero sellar el pacto de amor con un beso en vuestras frentes. Quiero tomaros de mis manos y os quiero arropar bajo los pliegues de mi Sagrado Manto; porque os esperan tiempos tan fuertes, os esperan tiempos tan difíciles; almacenad alimentos porque la hambruna pronto tocará las puertas de veredas, pueblos, países; guardadlos mis pequeños. Tened las despensas abastecidas; no os alarméis ante mis palabras, pero soldado avisado no muere en guerra y no quiero que vosotros perezcáis por no haber atendido a mis palabras, por no haber sido sumamente obedientes.
 
Los apóstoles de los últimos tiempos se caracterizan por su docilidad al Espíritu Santo.
Los apóstoles de los últimos tiempos se caracterizan por su diligencia, no dejan para mañana lo que pueden hacer hoy mismo.
 
Los apóstoles de los últimos tiempos siempre están abiertos a mi voz, a los mandatos del Señor. Sólo por misericordia del Padre Eterno me permite formaros, me permite enseñaros, e instruiros como al resto fiel de la Iglesia.
Hijitos míos: recibid toda esta formación, toda esta preparación con agrado, pero también con certeza, es decir, viviendo mis mensajes y los mensajes de mi Hijo Jesús. Leedlos, saboreadlos pero llevadlos a la práctica de vuestra vida diaria.
 
Os amo tanto que quisiera en este mismo instante embriagaros en un éxtasis de Amor Santo. Os amo tanto que quisiera en este mismo momento llevaros conmigo al Cielo, pero no es el momento. Aún, no os ha llegado la hora. Preparaos, preparaos para la pronta llegada de mi Hijo Jesús. Preparaos para los acontecimientos de gran envergadura que están por suceder en el mundo entero.
 
Discernid siempre bajo la luz del Espíritu Santo y moved vuestras conciencias, moved vuestros corazones a un cambio.
 
Hijitos míos: sed santos, sed austeros en vuestro estilo de vida. Sed parcos en el hablar. Sed modestos en vuestro actuar.
Os amo y os guardo en uno de los Aposentos de mi Inmaculado Corazón.
 
Es Vuestra Maestra la que os Habla

Febrero 3/10 (4:34 p. m.)
 
María Santísima dice:
Amantísimos hijos, encantos de mi Corazón Inmaculado: es vuestra Madre, es vuestra Maestra la que os habla. Estad atentos a mis palabras. Estad atentos a mi lección de Amor Santo. Abrid vuestro corazón para que recibáis perlas finas de gran valor. Guardadlas con sumo cuidado porque el adversario os la puede robar, os la puede quitar, el adversario os quiere arrebatar de mis virginales manos, el adversario os quiere sacar de los caminos del Señor.
María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, ha prendido fuego de Amor Santo en vuestros corazones, fuego que os ha de consumir en un idilio de amor, fuego que ha de quemar vuestras pasiones, fuego que ha de arder en vuestro corazón, fuego que os ha de llevar a las fuentes del Divino Corazón; fuego que os sumergirá en manantiales de aguas frescas, aguas tranquilas, aguas reposadas; fuego que os encaminará por el camino de la cruz, camino de la mortificación, camino de la penitencia, camino de renuncia; fuego que habrá de inflamar todo vuestro ser; ser que habrá de ser transformado, divinizado porque fuisteis creados a imagen y semejanza de Dios.
María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, os llama a todos vosotros a caminar por el camino estrecho, a que renunciéis con todo aquello que sea pecado, a que bebáis del vino de la Divina Voluntad, del vino de la docilidad de espíritu. Dejad ya vuestra terquedad, dejad ya vuestra testarudez y seguid las huellas de mi Hijo Jesús. Huellas que jamás se borrarán del camino; huellas que os conducirán al lugar donde Él vive.
María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, intercede por vosotros para que mi Hijo Jesús tome las vasijas de vuestro corazón y las llene con el mejor vino: vino del perdón, vino de la caridad, vino de la santidad, vino de la cruz porque si no abrazáis la cruz, porque si no cargáis su peso con amor, difícilmente entraréis en el Reino de los Cielos. Vino de la aceptación hacia sí mismos y aceptación de los demás. Cada uno de vosotros sois un mundo distinto, un mundo diferente. Tenéis mucho que dar. Son muchos los motivos por los que debéis de agradecer. Es mucho el amor de Dios para con todos vosotros, por eso Él se ofreció como Víctima Divina para redimiros, para sacaros de la esclavitud del pecado.
María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, os llama a asociaros al dolor de Jesús, a mitigar sus muchísimos sufrimientos con la reparación. Reparación que acortará vuestro estado de purificación en el purgatorio, reparación que adelantará el triunfo de mi Inmaculado Corazón y el reinado del Sagrado Corazón de Jesús. Reparación que ha de ser alivio para el resto fiel de la Iglesia, porque la humanidad entera camina en contravía con los valores del Evangelio. La humanidad se ha alejado del Señor, se ha separado de sus Misterios Divinos. La humanidad corre a una velocidad vertiginosa a la perdición.
María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, os forma en Sabiduría Divina para que no os dejéis seducir por las astucias del mal, para que no caigáis en las trampas del engañador, del embaucador; para que resistáis a la tentación y salgáis airosos a un encuentro de corazón a corazón con el Señor; a un encuentro recíproco de Amor Santo y Divino, a un encuentro a solas con Dios.
María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, os ha sacado del bullicio del mundo, os ha traído a un nuevo desierto de Amor Santo y Divino para que tengáis un encuentro de amor, para que escuchéis las dulces palabras de Jesús, para que descanséis en Él, os apoyéis en Él. Él es vuestro estandarte, vuestro escudo y no permitirá que seáis arrancados del gran proyecto de Amor que ha trazado en vuestras vidas. En el silencio tendréis un encuentro con vuestro yo, descubriréis vuestro ser terrenal imperfecto, débil, polvoriento por el miedo, por las dudas, las incertidumbres y por algunas vicisitudes que salen a vuestro paso.
María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, os convoca, Ejército Victorioso; os llegó la hora de optar por el Señor o por el príncipe de las tinieblas. Os llegó la hora de caminar por caminos angostos y pedregosos que os salvan, o por caminos amplios y espaciosos que os condenan. Os llegó la hora de consagrar vuestras vidas al Señor. Os llegó la hora del Fiat, del sí rotundo, del sí decisivo. Os llegó la hora de sustraeros de las cosas del mundo, de caminar en pos hacia el Cielo. Os llegó la hora de abrazar la cruz del Mártir del Gólgota. Os llegó la hora de recoger en el cáliz dorado de vuestro corazón la Sangre profanada de Jesucristo. Os llegó la hora de tomar muy en serio mis lecciones de Amor Santo, mis advertencias Marianas para este final de los tiempos; advertencia que ya no se volverán a repetir porque el tiempo es corto; se os aproxima el momento del Triunfo de la Cruz gloriosa de Cristo. Se os aproxima el momento: que del cielo descenderán bolas de fuego para consumir y purificar la tierra. Os llegó la hora del sonar de las trompetas del cielo. Cielo que abrirá las puertas de la Nueva Jerusalén.
María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, os transmite conocimientos Divinos, os revela misterios ocultos, renueva vuestro corazón para que mis enseñanzas caigan como susurros de brisa suave.
María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, desea enrolar en su Ejército Victorioso el mayor número de soldados valientes, soldados que saldrán al campo de guerra armados con el Santo Rosario y con la espada de dos filos, soldados que declararon victoria por adelantado porque saben que su Capitana ya venció. No permitirá que caminen hacia atrás, correrán hacia la meta para recibir el premio de gloria.
María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, os está allanando el camino porque el segundo advenimiento de Jesús está muy próximo.
Hijos míos: porque os amo, os transmito el Saber del Cielo. Porque os amo, os preparo para la gran batalla final. Porque os amo, os guardo en el refugio de mi Inmaculado Corazón.
Os bendigo en este día de gracia: +++. Amén.
Fuente: Agustín del divino Corazón

*******************************************************************************************************

Halloween es una celebración satánica que data aproximadamente 4.000 años atrás. De nosotros depende el ser luz para aquellos que están en tinieblas, cambiando esta costumbre por la verdad de Cristo Jesús.

(Lee el Siguiente Documento)

Creed que Yo, Espíritu de Dios, os hablo

25 octubre, 2010

 

Suicidas son las almas que leyendo y sabiendo lo que el Cielo tiene preparado para purificaros, no se enmiendan y no cambian de vida. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.
Hijos de Dios, vuestra necedad es algo incomprensible. Se os avisa de castigos, catástrofes, señales que precederán a los últimos tiempos y muchos de vosotros no os inmutáis ante las cosas anunciadas y, las tomáis a cuento o a broma. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.
¿Cómo se puede vivir tan indiferente a las cosas del Cielo? ¿Cómo se puede ignorar todo lo que el Cielo trata de comunicaros para salvaros de todo lo que va a venir? Vuestra incredulidad es hiriente y vuestra indiferencia es humillante, porque no queréis reconocer la voz del Espíritu que os habla una y otra vez, no solo a través de los comunicados celestiales, sino también a vuestro corazón, en sueños, en las circunstancias. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.
Debéis hijos de Dios, tomaros en serio todo lo que vivís, todo lo que os acontece, debéis fortificar vuestra fe que será el arma mejor para los últimos tiempos y la confusión terrible que va a entrar en la Santa Iglesia, debéis aumentar vuestra fe con actos piadosos con vuestro plan de vida espiritual viviéndolo más estricto, añadiendo otras cosas piadosas que os ayude y os instruya. Hijos de Dios ¡despertad de vuestro letargo mortal! y creed. Creed que Yo, Espíritu de Dios, os hablo.
Ya el Redentor se encontró también en las muchas masas de gentes que acudían a oírle con el escepticismo, con la indiferencia y hasta con la burla. Si El volviera a venir sucedería lo mismo hoy en día porque por más que Yo trato de tocaros el corazón, de daros luz en la mente, vosotros pobres almas miserables, no queréis oír Mi voz y la desecháis, pero oís la voz de Satanás que diabólicamente os incita una y otra vez a pecar, a la discordia, al odio, a la mentira, al fraude. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.
En estos tiempos de apostasía, de degradación, de pecados gravísimos, acudid a la devoción y al amor de Vuestra Santa Madre María y aprended de Ella la sumisión, disponibilidad y caridad que le movían a obrar y a rogar a Dios Todopoderoso por el bien de las almas y por los frutos de la Redención de su Divino Hijo. Yo, Espíritu de Dios, os hablo y os instruyo. La paz de la Santísima Trinidad esté con todos vosotros.
Fuente: Yo, Jesús os Hablo
**************************************************************************************************
 

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU HIJA AMADA LUZ DE MARÍA
 
24 DE OCTUBRE DE 2010

CON LA MIRADA EN LA VOLUNTAD DE DIOS,
ASÍ CAMINA EL PUEBLO DE MI HIJO:
SEDIENTOS, PERO REFRESCADOS; CANSADOS, MAS NO ABATIDOS.
Amados hijos, busquen la luz de Dios, no den pasos a oscuras. Yo estoy al lado de cada uno.
ABRACEN LA CRUZ: Cuando la miren en el cielo sabrán que la oscuridad se aproxima. No teman porque la luz contenida en la Cruz no cesará. Seré lámpara en el corazón de Mis hijos.
Amados hijos: Mi Corazón sangra por cada alma que se extravía, que sucumbe ante el inexorable peso de la mutilación espiritual, que pasa sin piedad derrumbando a los que van por la vida sin Dios.
El demonio azota las conciencias, inundándolas con un modernismo basado en la degradación total del ser humano. La mente humana enloquecida instaurará su falsa ley: “humanidad unida”.
Se ha levantado el imperio del terror, la máscara de “libertad para los pueblos” se abrió camino en este instante de lucha entre la Luz y la oscuridad. El hombre ha traspasado las Leyes Divinas. El sol se oscurecerá, la oscuridad imperará.
LLAMO A MIS HIJOS PREDILECTOS A RETOMAR LA FUERZA DE LA PALABRA DIVINA.
Amadísimos hijos, la ciencia tendrá su fin y la humanidad retornará a tiempos antiguos.
Oren por Israel: la muerte llegará.
Oren por Chile: sufrirá.
Oren por Centroamérica.
Oren por Brasil: su pueblo padecerá.
Amados, en este instante en que la Creación gime en una sola voz, busquen a Dios y no se separen de Su Amor Misericordioso. Yo sufro por cada uno de los Míos.
ES TIEMPO DE PREPARARSE.
LES OFREZCO MI CORAZÓN, MI VIENTRE ES ARCA DE SALVACIÓN.
Recen el Rosario, y ofrézcanlo por la humanidad. No desfallezcan, no decaigan, no se alejen.
INTERCEDO POR TODOS, LLÁMENME, ACUDO PRESUROSA.
LES ALEJO DE LAS INSIDIAS DEL MAL Y LES GUÍO HACIA MI HIJO.
YA VENDRÁN LOS TIEMPOS DE BENDICIÓN.
Hijitos, LES AMO Y LES BENDIGO.
No teman, esta Peregrina de Amor, no les abandonará. SOY MADRE DE LA HUMANIDAD.
No teman, como Madre, les protejo.
Mamá María.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO SOBRE EL MENSAJE
Hermanos (as):
VEMOS LA CRISIS ACELERARSE EN TODOS LOS ASPECTOS.
El hombre que ama a Dios, gime dentro de sí, con dolores de parto junto a la Creación.
Hay quienes en su ignorancia quieren sacar a Dios de Su Creación e imponen falsas ideologías.
La humanidad no despertará hasta ser purificada.
El hombre volverá a sus orígenes, sin adelantos tecnológicos ni avances científicos.
Esta es la hora de entrar en el Espíritu y el que así lo desee que se esfuerce por alcanzar la meta.
Este es el instante para llenar la lámpara de aceite.
El anticristo prepara su aparición. El comunismo le respalda.
El hombre de Dios no debe dejar de orar, porque el que ora no duerme, y al que no duerme el mal no le hace presa fácil.
La Mujer Vestida de Sol con la luna bajo sus pies es Nuestra Madre y no descansa.
ELLA LUCHA POR SUS HIJOS Y USTED QUE LEE ESTE MENSAJE, ES SU HIJO (A), NO TEMA.
DIOS VENCERÁ, Y NUESTRA MADRE NO NOS DEJARÁ.
Amén. 
******************************************************************************************************* 

 
MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
A SU HIJA AMADA, LUZ DE MARÍA.
 

21 DE OCTUBRE DE 2010

Amadísimos hijos:
SON LA CORONA DE ESTE REY.
MI MANO MISERICORDIOSA SOSTIENE A MI PUEBLO.
CADA UNO DE MIS HIJOS ES ÚNICO ANTE MÍ.
Es esta la razón por la que les llamo constantemente a retomar el sendero, a permitirse a sí mismos encontrar la verdadera felicidad, la que no termina, la que no es de un día: la Vida Eterna.
LES SACIO LA SED CON MI PALABRA, LES MANTENGO DENTRO DE CADA UNA DE MIS LLAGAS.
MI SANGRE LLEVA IMPRESO EL NOMBRE DE CADA UNO DE USTEDES, SON MI GRAN TESORO.
Hijitos, con gran sutileza el mal ha trenzado sus redes sin que la humanidad lo perciba así. Este instante es producto de un largo proyecto del mal, el que se ha introducido en las mentes humanas para mantener al mundo bajo su dominio temporal.
MIS MANDAMIENTOS son pisoteados una y otra vez.
EL AMOR es tomado con un peligrosísimo libre albedrío.
LA FAMILIA  fue utilizada por los poderosos aliados del mal. La han llevado a caer, ya no es necesaria en los pueblos. No es necesaria ni política ni económicamente, el mal no necesita de ella.
Un profundo silencio se apodera de los inocentes. Las sombras avanzan sin detenerse. Aparentando avances, la humanidad se autodestruye.
La Creación mantiene su orden, el hombre cree haberla superado. La Creación lucha por sobrevivir, el hombre no reacciona.
Hijos, no pueden mover el sol de su lugar, no pueden mover la luna de su lugar. El hombre, criatura Mía, se ha propuesto desterrarme de Mi Creación.
Hijos, reducen el sendero, opacan la luz, retroceden, atraen dolor y hambrunas.  No miran que el mal ha usurpado el poder en las naciones para controlarlas. La humanidad padecerá lo que por voluntad ha elegido.  La juventud enloquecida es utilizada. Miro con dolor el padecer sin medida de ella misma.
MI IGLESIA SUFRIRÁ HASTA SUS CIMIENTOS PARA SER PURIFICADA Y RENOVADA.
Les convoco a la oración: fuerza de Mi Pueblo, unión indisoluble con Mi Casa.
Amados hijos, oren por sus hermanos de Estados Unidos, de Méjico y de Indonesia. El dolor se asoma.
Amados hijos, oren por la juventud: su sangre será derramada sin medida.
Amados hijos, oren por Mis predilectos: la persecución ya no se disfrazará.
Amados hijos, oren por Mi Vicario: no le dejen sin oración.
MI MADRE SUFRE POR CADA UNO DE USTEDES.
BENDITOS LOS QUE SE MANTIENEN EN EL VIENTRE DE MI MADRE.
Hijos, no teman.
Mi Sangre Redentora levanta a Mi Pueblo triunfante.
LA CREACIÓN RECLAMA A SU REY, Y YO VENGO POR MI PUEBLO.
Amados hijos, en la oración encuentran Mi Paz.
En el Sacramento de la Reconciliación, reciben Mi Perdón.
Aliméntense de Mi Cuerpo y Sangre en el Sacramento de la Comunión.
Les amo.
Su Jesús.
 
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.


 

 
COMENTARIO DEL INSTRUMENTO SOBRE EL MENSAJE
 
Hermanos (as):
LA HUMANIDAD SE HA UNIDO A LA BESTIA.
DE AHÍ EL CAOS EN EL MUNDO Y EL GRAN PADECER QUE SE ACERCA.
La humanidad ha permitido que el demonio tome parte activa en el proceder humano y esto ha dado excesivo poder a quienes se han aliado a las élites dominadoras del mundo, para unificar a toda la humanidad bajo el poder del mal. Un astuto plan urdido por satanás para que el anticristo tome el lugar que se le ha preparado.
Nuestro Señor Jesucristo nos llama a reflexionar sobre las limitaciones del hombre, sobre la finitud del hombre. No puede mover el sol de su lugar, así no puede negarle a Dios Su Creación, sin que el mismo hombre sufra por ello y sufra en demasía. 
Bendice a quienes no se desprenden de Mamá María, los que se mantienen en el Vientre de Ella, los que se alimentan del Amor de la Madre, los que siguen Sus Pasos, a los que reconocen a la Corredentora, a los que se Consagran a Su Corazón Inmaculado, porque de la mano de la Madre se levantará la Iglesia Remanente.
Y ES QUE NUESTRA MADRE RETORNARÁ LA TIERRA Y LOS HOMBRES, A SU CREADOR.
Amén.

******************************************************************************************************  
MI MISERICORDIA ES MÁS GRANDE QUE MI JUSTICIA
¡LLAMADO URGENTE DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD!
OCTUBRE 18 / 2010 1:40 P.M.

Hombres de buena voluntad, que mi paz esté con vosotros.
He detenido el curso de los acontecimientos por las conversiones que se vienen dando; si oráis en cadena pidiendo por la conversión de los pecadores; todo pasará como un sueño para vosotros; lo escrito se cumplirá, pero será más llevadero y tendré compasión con vosotros, como lo hice con los habitantes de Nínive.
Os lo repito: Soy más Padre, que Juez, y no me complazco con la muerte del pecador; deseo que viváis  y tengáis vida en abundancia. Si continuáis orantes e intercediendo por los pecadores, haré que después de mi Aviso, haya una gran cruzada de evangelización a nivel mundial, para que sean rescatadas muchas más almas.
Será un tiempo de amnistía, antes del castigo, todo dependerá de vuestra oración, ayunos, obras y suplicas. Acordaos; respeto vuestro libre albedrío y todo lo hago dependiendo de vuestra oración aquí en la tierra; hijos míos: vosotros aceleráis o detenéis el curso de los acontecimientos; os digo: que la oración, la alabanza, las obras, la fe y el amor, abren las puertas de mi Misericordia. Tened muy en claro todo esto; porque en verdad os digo: MI  
MISERICORDIA ES MÁS GRANDE QUE MI JUSTICIA.
A mayor pecado, mayor misericordia, si el pecador se arrepiente con sincero corazón y vuelve a mí. Soy un Padre amoroso; lento a la ira y rico en misericordia; soy el Padre que siempre os está esperando con los brazos abiertos; que se olvida de vuestros pecados y ofensas: si como hijos pródigos, volvéis a la casa paterna.
No temáis, mis pequeñas criaturas; si supierais cuánto os amo; acordaos: es tan grande mi amor que os envié a mi único Hijo, para que muriendo en la cruz, os redimiera del pecado. Entonces: recapacitad y retomad, lo más pronto posible la senda de vuestra salvación. Os estoy esperando con mis brazos abiertos, para daros; mi perdón, mi amor, y mi vida en abundancia. Os ama y espera: VuestroPadre Celestial. Yhavé.
Dad a conocer este mensaje a todas las naciones.
Enoch.  http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org
************************************************************************************************************
 

  LA IMITACIÓN DE CRISTO

«La Imitación de Cristo» es posiblemente el libro más editado -y por consiguiente leído-, después de la Biblia, de toda la literatura cristiana. Magnífica muestra de la espiritualidad de la escuela medieval conocida como la “devotio moderna”, la mayor parte de los estudiosos, y la tradición, atribuyen la autoría de esta obra a Tomás de Kempis, hasta el punto de que la obra es conocida, también, como «el Kempis». «El Kempis» ha sido editado y leído por millones de lectores. Cabe preguntar: ¿por qué este fenómeno multitudinario durante siglos? Por su sencillez y su unción devota, por su mesura dentro de sus exigencias radicales, por su insistencia sobre el recogimiento y cultivo suave de la interioridad.

Esta obra es un clásico de la literatura espiritual cristiana que siempre se leerá. La misma sequía de vida interior que sufrimos hará volver a muchos, incluso a los no cristianos, a buscar en sus páginas una palabra de paz.

Tomás de Kempis, nacido hacia 1380, fue copista y maestro de novicios en el monasterio de Agnetengerg, en Windesheim, donde murió en 1471.
Libro I

Capítulo 4: DE LA PRUDENCIA EN LAS ACCIONES

…..1. No se debe dar crédito a cualquier palabra ni a cualquier espíritu; mas con prudencia y espacio se deben, según Dios, examinar las cosas. ¡Oh dolor! Muchas veces se cree y se dice más fácilmente del prójimo el mal que el bien ¡Tan flacos somos! Mas los varones perfectos no creen de ligero cualquier cosa que les cuentan, porque saben ser la flaqueza humana presta al mal y muy deleznable en las palabras.
…..2. Gran sabiduría es no ser el hombre inconsiderado en lo que ha de hacer, ni porfiado en su propio sentir. A esta sabiduría también pertenece no creer a cualesquiera palabras de hombres, ni decir luego a los otros lo que oye o cree. Toma consejo del hombre sabio y de buena conciencia; y apetece más ser enseñado de otro mejor, que seguir tu parecer. La buena vida hace al hombre sabio, según Dios, y experimentado en muchas cosas. Cuanto alguno fuere más humilde en sí y más sujeto a Dios, tanto será más sabio y sosegado en todo.
Capítulo 5: DE LA LECCION DE LAS SANTAS ESCRITURAS

…..1. En las Santas Escrituras se debe buscar la verdad, no la elocuencia. Toda la Escritura. santa se debe leer con el espíritu que se hizo. Más debemos buscar el provecho en la Escritura que no la sutileza de palabras. De tan buena gana debemos leer los libros sencillos y devotos como los sublimes y profundos. No te mueva la autoridad del que escribe si es de pequeña o grande ciencia; mas convídete a leer el amor de la pura verdad. No mires quién lo ha dicho, mas atiende qué tal es lo que se dijo. Los hombres pasan; mas la verdad del Señor permanece para siempre (Salmo ll6, 2).

…..2. De diversas maneras nos habla Dios sin acepción de personas. Nuestra curiosidad nos impide muchas veces el provecho que se saca en leer las escrituras, cuando queremos entender y escudriñar lo que llanamente se debía pasar. Si quieres aprovechar, lee con humildad fiel y sencillamente, y nunca desees nombre de letrado. Pregunta de buena voluntad y oye callado las palabras de los Santos; y no te desagraden las sentencias de los viejos, porque no las dice) sin causa.


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU HIJA AMADA LUZ DE MARÍA

18 DE OCTUBRE DE 2010
Amadísimos hijos de Mi Corazón Inmaculado:
MI CORAZÓN ES FUENTE DE AMOR PARA CADA UNO DE USTEDES.
¡¡¡UNA MIRADA BASTA PARA QUE SE ADUEÑEN DEL CIELO!!!
Les llamo a reflexionar, a acercarse al Sacramento de la Confesión.
Les invito a participar de la Eucaristía debidamente preparados.  Reparen, reparen el desprecio con que es recibido Mi Hijo por causa de la inmodestia en el vestir al recibirlo en la Eucaristía.
La fe se pierde en gran medida en medio de un total descontrol espiritual, moral y social. La espiritualidad es ofrecida como mercancía. El hombre se ha extraviado en falsas doctrinas, las que ofrecen la salvación a cambio de adhesión. Estas falsas doctrinas son cuna del impío, que ha iniciado su ofensiva en contra de la humanidad. El mismo hombre levantará a quien será su más grande verdugo.
NO ENTREGUEN EL CUERPO, TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO, AL ESPÍRITU DEL MAL.
Los poderosos ya controlan a la humanidad, que cifra su esperanza en el dios dinero.
Un gran pueblo beberá de la copa del dolor. Mi Corazón sufre por los inocentes. El dolor llegará disfrazado. El mal busca culpables en inocentes.
SUFRO, SÍ, SUFRO POR EL ORGULLO DE LOS PODEROSOS.
NO SACIAN SU AFÁN DE CONQUISTA.
La Creación se estremece ante tanto mal.
China llorará, la tierra se estremecerá, oren por Mis hijos.
Oren por Mis Hijos de Méjico.
Oren por Mi amado Vicario.
El agua continúa lavando el pecado que cae sobre la tierra. El mar será nuevamente contaminado.
Amados hijos, NO SE DETENGAN, CONTINÚEN CAMINANDO EN SILENCIO Y UNIDAD. El triunfo les espera, se unirán a Mi Hijo, con Él gustarán la vida eterna.
NO SE DETENGAN. NO OLVIDEN EL RESPETO AL DON DE LA VIDA.
La peste camina sin ser descubierta, no decaigan en la oración.
No ignoren Mis llamados, vengan a Mi Corazón, abran la puerta a esta Peregrina de Amor.
Permanezco ante cada uno de ustedes, no les abandono.
Les amo.
Les bendigo.
Mamá María.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

 
COMENTARIO DEL INSTRUMENTO SOBRE EL MENSAJE
Hermanos (as):
EL DOMINIO DE LA HUMANIDAD ESTÁ EN UNAS POCAS MANOS.
Bien sabemos que algunas potencias se sientan sobre la catástrofe mundial, desestabilizando la economía: dios de esta civilización, para controlar a todo el planeta, instaurando una moneda única.
Como nos dice claramente Nuestra Madre, el plan del demonio se levantará sobre el dolor de los inocentes, ante lo cual debemos responder de inmediato con oraciones.
TENEMOS QUE ORAR CON FUERZA, SIN DETENERNOS, SIN TAMBALEARNOS.
No dudemos, Dios está con nosotros. Nuestra Madre nos ampara.
LA MUJER VESTIDA DE SOL DEFENDERÁ A SUS HIJOS Y NOS GUIARÁ A LA PATRIA CELESTIAL.
 Amén.

***************************************************** 
Muy Pronto Aparecerá la Gran señal en el Cielo

Enero 25/10 (3:49 p. m.)
María Santísima dice:
Soy vuestra Madre, la que os habla.
Os doy de nuevo la bienvenida: bienvenida de amor porque sois el todo para el Señor y el todo para mi vida.
Sois mis hijos amados, hijos de mi Iglesia Remanente, del resto fiel, hijos a los que estoy formando con sana doctrina, a los que estoy instruyendo y educando en Sabiduría Divina; porque el mundo actual es un mundo saturado de filosofías y doctrinas extrañas, es un mundo en que los hombres andan de un lado para otro por el prurito de oír novedades, es un mundo cubierto por densas tinieblas; y he fijado mi mirada Maternal en vosotros, hijos amados de mi Inmaculado Corazón. Llego a vosotros como María, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos. Apóstoles que sabrán vivir la Palabra de Dios, sabrán encarnarla, sabrán dar gloria al Señor con su testimonio de vida. Apóstoles que me amarán como a su Madre en el Cielo. 
Madre que intercede por toda la humanidad ante Jesús. Apóstoles que oran y se preparan en el silencio y ocultos bajo las miradas advenedizas y preparan el camino al segundo advenimiento de mi Hijo Jesús. Apóstoles que saben abrazar la cruz, saben aceptar el sufrimiento, saben aceptar las pruebas divinas; pruebas que el Señor envía para purificaros, para acrisolaros como oro y plata, para moldearos según el molde perfecto de Dios. Apóstoles que abren sus corazones para recibir las Gracias Divinas. Apóstoles que permanecen en una actitud de ruego: levantan su mirada hacia el cielo, añorando habitar en una de sus moradas; levantan su mirada hacia el cielo porque saben reconocerse peregrinos, mensajeros; saben reconocerse viajeros de una patria mucho mejor que esta, es la Patria Celestial. Apóstoles que no sueltan de sus manos el Santo Rosario, porque saben que es mi oración predilecta, porque conocen de su eficacia, del gran valor que encierra esta sencilla, pero profunda oración. Apóstoles en los que Jesús ha tallado, ha impreso en sus corazones el escudo de la Divina Voluntad, el Fiat Divino y permanecen firmes en su sí y su decisión es irrevocable de caminar por caminos angostos, pedregosos, caminos algunas veces escarpados, pero caminos seguros de encuentro con el Señor. Apóstoles de sandalias con suelas desgastadas porque hay un impulso en predicar a tiempo y a destiempo la Palabra, hay un ímpetu en ir tras de las ovejas perdidas. Apóstoles con corazón puro, diáfano, cristalino, manso y humilde como el Sacratísimo Corazón de mi Hijo Jesús. Apóstoles para los que no hay fronteras, no hay distancias, no hay divisiones ni límites geográficos. Van a los lugares a donde el Espíritu Santo les envíe. Apóstoles que saben recibir mis mensajes, mis enseñanzas. Mensajes y enseñanzas que son vividos, son aplicados en su vida cotidiana. No son guardados en las gavetas oxidadas y empolvadas de algunos corazones. Apóstoles que van trenzando la corona del martirio espiritual o del martirio físico. Apóstoles que saben vencer los miedos, saben saltar las vallas, los obstáculos. Apóstoles que batallan contra el adversario seguros de vencer, porque tienen la convicción que la Capitana del Ejército Victorioso los fortalecerá y vencerán; saben que satanás será aniquilado, será enviado a los abismos del infierno.
Apóstoles que esperan el triunfo de mi Inmaculado Corazón y el reinado del Sagrado Corazón de mi Hijo Jesús. Apóstoles que aprenden a leer las señales y signos del final de los tiempos. No hay temores ante las profecías apocalípticas, ante el gran castigo que le espera a la humanidad, porque ya la copa del Padre Eterno reboza en su justa cólera.
Apóstoles que tienen como fin la santidad y el Cielo.
Os amo, mis hijos amados y os llamo a una conversión de corazón, a una conversión transformante: Mirad con los ojos de Cristo, escuchad con los oídos de Cristo, hablad con las palabras de Cristo, sentid con el corazón de Cristo.
Estáis llamados a vivir sus virtudes, a abrazar la cruz e inmolaros en holocaustos perennes de Amor Divino.
Vivid este mensaje, mis hijos amados. Vividlo, no permitáis que cada palabra se la lleve el viento, que cada palabra se diluya como espuma entre las manos.
Hijos míos: hay una gran responsabilidad en vosotros. Se os están dando los tesoros, se os están revelando los secretos escondidos, se os están destapando los oídos y quitando las cortinas de oscuridad que ciegan vuestros ojos. Muy pronto, muy pronto descenderá Jesús.
Muy pronto, muy pronto aparecerá la gran señal en el cielo.
Muy pronto, muy pronto la Iglesia entrará en una hecatombe universal. Aparentemente se verá destruida, pero prevalecerá por años sin término, porque fue Jesucristo quien la fundó, la asentó sobre bases firmes y sólidas. Él es la gran roca de la Iglesia. Así es, pues, mis hijos amados: discernid el tiempo que os ha tocado vivir. Discernid tantas señales, tantos signos. Pedid que el Espíritu Santo descienda sobre vosotros.
No seréis engañados, no seréis seducidos por falsas manifestaciones.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: