Esperamos Tu Pronto Regreso Señor

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA

5 DE NOVIEMBRE DEL 2011

Amadísimos hijos de Mi Corazón Inmaculado:

MI MATERNIDAD LES MANTIENE UNIDOS CONSTANTEMENTE A MI VIENTRE: “ARCA DE SALVACIÓN”.

MIS MANOS PERMANECEN ANTE CADA UNO, ESPERÁNDOLES PARA PROTEGERLES EN LOS INSTANTES VENIDEROS EN DONDE LAS AGUAS TEMPESTUOSAS DEL MAL SE AGITARÁN SOBRE EL PUEBLO DE MI HIJO.

No estrechen el corazón, no cierren el pensamiento, no oscurezcan la mente con lo mundano. Los ídolos que han sido levantados por el mismo hombre, se abalanzan contra la humanidad en una alianza perpetrada desde antes. Los poderosos del mundo levantan del anonimato al anticristo.

La Casa de Israel, se conmoverá.

Al compás de un estrepitoso rugir en  el aire, el hombre entrará en pánico.

No dejen las oraciones diarias, el orar acerca el alma a Mi Hijo, es alimento que invita a continuar asistiendo al Banquete Eterno. La Eucaristía es alimento para el cuerpo y para el alma. No se abstengan de recibirle, el hombre carece de amor, de fe.

ESTE ES EL INSTANTE PARA QUE REANUDEN LA UNIÓN CON LA TRINIDAD SACROSANTA.

Desconocen el alcance de los malos hábitos, de los actos cometidos a sabiendas de lo pecaminosos que son, de los pensamientos contra el prójimo, de la desobediencia y de la falta de amor.

Hijos amados de Mi Corazón:

Únanse para que se sostengan unos a otros, en instantes en que sólo la unidad será consuelo de los Míos. Las profecías se dan a cumplimiento con paso acelerado. Y Mis hijos continúan esperando con suma indiferencia. Hasta que el Cielo manifieste la cercanía del instante, algunos se acercarán a la conversión, mientras otros continuarán en el pecado.

ENOC Y ELÍAS VENDRÁN A PROCLAMAR EL REINO DE DIOS EN MEDIO DE LA PERSECUCIÓN DE MIS HIJOS, EN MEDIO DE GRANDES SEÑALES EN EL CIELO Y GRAN CONMOCIÓN EN TODA LA TIERRA.

No esperen, los acontecimientos se sucederán unos tras otros.

Oren amados Míos, oren por Perú, llorará.

Oren por Guatemala, sufrirá.

Oren hijos, por España, padecerá.

NO SE ALEJEN DEL CUERPO Y SANGRE DE MI DIVINO HIJO.

Hijos, el que ha acumulado tesoros, los perderá, el mal se posesionará de todo. Europa no será más la grande, ni la gran potencia del norte exhibirá sus luces. Será silencio el que hable, y el potente callará. Lo esperado llega.

LES ANUNCIO PORQUE LES AMO Y COMO MADRE, ESPERO LA CONVERSIÓN DE TODOS. EL INSTANTE ES APREMIANTE, LA TIERRA SE HUNDIRÁ Y LOS VOLCANES ERUPCIONARÁN CON MÁS FUERZA.

Un fruto, con cuerpo de hombre y palabra de hombre, será la caída de la humanidad nuevamente, con algarabía le seguirán y caerán en sus garras hasta que llegue el día de la liberación.

El justo vivirá para siempre.

Bendigan a Mi Hijo en todo instante, Él disipará las tinieblas de los corazones para que le puedan reconocer cuando éstos se arrepientan.

Alaben al Rey de Reyes, adórenle sin cesar. Los ríos serán nuevamente cristalinos y las estrellas serán miradas con agradecimiento.

No teman, Yo soy Su Madre y Mi Manto les protege.

Canten himnos de alabanza junto a los Ángeles.

Les bendigo.

Esta Su Madre no les desamparará.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

 

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO

AL MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA

5 DE NOVIEMBRE DEL 2011

 

Hermanos (as):

Ante una Palabra tan detallada y clara, sólo puedo decir: “Gracias Santísima Trinidad porque Tu Misericordia es eterna”.

Durante esta Palabra de Nuestra Madre, me dio la siguiente visión:

Ella me permitió mirar a un pueblo agobiado, cansado y desanimado, entregándose en manos enemigas, las que le llevaron a padecer grandemente, fuertemente.

Miré un mega volcán en erupción sin que lo esperaran, y miles de personas corrían temerosas. Una gran nube cubrió toda la tierra.

Además miré las imágenes de Nuestra Madre y de Nuestro Señor Jesucristo retiradas violentamente de los templos y de los hogares, y en su lugar eran colocadas esculturas del nuevo líder del mundo.

Miré grandes señales en el Cielo y una gran luz descender cubriendo al Pueblo de Dios cuando éste era perseguido, y le mantuvo a salvo. También miré a Nuestra Madre sobre una gran luz, descendió a la tierra y desterró al que oprimió al Pueblo de Dios.

NO TEMAMOS, QUE TENEMOS QUE DAR TESTIMONIO DE FE. NO ESTAMOS SOLOS.

“NUESTRO AUXILIO ES EL NOMBRE DEL SEÑOR QUE HIZO EL CIELO Y LA TIERRA”.

Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: