Esperamos Tu Pronto Regreso Señor

Mayo 23_12 Necesito que vosotros tengáis ésa confianza plena y esta se logra con la Fe.

 

Rosario vespertino

Temas:

  • No abandonéis la oración, no os llenéis de soberbia, no caminéis solos en el Mundo, Me necesitáis a Mí, vuestro Dios, sin Mí no sois nada sobre la Tierra, acercaos a Mí.
  • DejadMe pues, Mis pequeños, que Yo sea vuestro Amigo Íntimo y el Amigo Íntimo en todo momento está pensando en el ser querido. DadMe ése gusto, Mis pequeños, de que Yo esté siempre en vuestra mente y en vuestro corazón.
  • Vosotros no sabéis pedir, porque si pidierais con Fe, con plena confianza y con mucho amor, recibirías lo que estáis pidiendo, porque Yo le doy a Mis hijos lo que piden, si va a ser para su bien o para el bien de otros.
  • Si vosotros os oponéis a Mis Leyes, a Mis Decretos, a Mi Amor, entonces seréis marionetas de satanás y él os utilizará para el mal.
  • Uno de los síntomas indiscutibles de que Yo vivo en las almas, es el de la paz, pero también hay otro que también reconoce a las almas que están Conmigo, que es el de la alegría.

Mensaje de Dios Padre a J. V.

Primer Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: No abandonéis la oración, no os llenéis de soberbia, no caminéis solos en el Mundo, Me necesitáis a Mí, vuestro Dios, sin Mí no sois nada sobre la Tierra, acercaos a Mí.
Hijitos Míos, cuando el hijo no se comunica con el padre, no se puede desarrollar perfectamente, es como caminar solos en un desierto, pero un desierto que vosotros mismos creáis.

Mi Corazón arde en el deseo de que vosotros, Mis hijos, habléis Conmigo, con vuestro Dios. Vosotros, en cierta forma, tenéis la obligación de hablar Conmigo, para que Yo os guíe, para que Yo os eduque, para que os dé de Mi Sabiduría, para que vosotros podáis ser hijos de ejemplo sobre la Tierra.

Cuando vosotros queréis caminar solos en el mundo, creyendo que no necesitáis de nadie y menos de Mí, porque no Me veis, vosotros no camináis por caminos seguros, tarde o temprano caeréis porque estáis caminando en la obscuridad y el caer es llenaros de problemas, porque no estáis pidiendo ayuda a vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad.

Yo os tomo de la mano y os quiero llevar siempre por caminos seguros, de perfección, de santidad. Mi Santo Espíritu os da ésa Sabiduría que necesitáis para vivir sobre la Tierra y sobre todo, para ser instrumentos de Mi Amor.

Mi Hijo, que caminó como vosotros en la Tierra, conoce perfectamente de los ataques de satanás y además conoce el amor que en muchos corazones existe y os guía para que vosotros ayudéis a vuestros hermanos y aceptéis la ayuda de otros hermanos vuestros, para que también crezcáis en bondades, en virtudes y en amor.

Esto no lo tendréis si no os acercáis a Mí a través de la oración, a través de que os soltéis perfectamente a Mi Voluntad. Vosotros sois muy pequeños y no tenéis las capacidades para caminar en el Mundo libremente. Necesitáis a fuerzas una Guía Sabia, que solamente puede venir de Mí y si, además, no tenéis el Amor, pero el Amor Verdadero que solamente puede brotar de Mí, vuestro Dios, encontraréis en el camino todos ésos tropiezos que os pone satanás con amoríos pecaminosos y engañosos que os harán creer que vais por buen camino, pero que tarde o temprano caeréis, porque no tenéis un soporte espiritual que os ayude a encontrar la Verdad y además transmitirla. Cuando, realmente, la tenéis y digo, realmente, es porque la habéis obtenido de Mí, porque muchas veces creéis, en soberbia, que tenéis la “verdad” porque por inteligencia humana, por vuestros estudios, por vuestras capacidades intelectuales, creéis que tenéis la “verdad” y Mi Verdad solamente puede venir a través de Mí.

Sí, Mis pequeños, Mis Bondades, Mi Amor, todas aquellas ayudas que vosotros necesitáis sobre la Tierra, tienen que salir de Mí, pero a través de vuestro pedimento sencillo, humilde y reconociéndoos pequeñitos, es así como Me arrancáis a Mí, vuestro Dios, Mis Bondades y Yo os las doy con todo cariño, porque sois Mis hijos y, además, porque veo que lo que Me estáis pidiendo, va a servir para vuestro crecimiento espiritual y por consecuencia, también para vuestros hermanos, porque en el momento que un alma se acerca a Mí y recibe de Mis Bendiciones, de Mis regalos, el alma se reconoce pequeña y sabe que lo que tiene, sabe que lo que Yo le he dado, es para compartir con sus hermanos.

Mis pequeños, no abandonéis la oración, no os llenéis de soberbia, no caminéis solos en el Mundo, Me necesitáis a Mí, vuestro Dios, sin Mí no sois nada sobre la Tierra, acercaos a Mí, para que Yo os guíe y os proteja, para que os consienta y para que os enseñe el camino de la Verdad, el camino al Reino de los Cielos.
Gracias, Mis pequeños.

Segundo Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: DejadMe pues, Mis pequeños, que Yo sea vuestro Amigo Íntimo y el Amigo Íntimo en todo momento está pensando en el ser querido. DadMe ése gusto, Mis pequeños, de que Yo esté siempre en vuestra mente y en vuestro corazón.
Hijitos Míos, cuando estáis sobre la Tierra, y tenéis una amistad profunda con alguien, os gusta platicar con ésa persona en lo íntimo, en lo apartado, que nadie os escuche, porque vais a platicar cosas que os interesan solamente a vosotros. Buscáis estar a solas y gozar ésos momentos en que os compartiréis vuestros secretitos, vuestros gustos, vuestras debilidades, platicáis de éstas cosas que solamente ése ser querido va a escuchar y que sabéis que no os va a traicionar al saber vuestras cosas íntimas.

Yo quisiera, Mis pequeños, que Me tratarais así ¿Quién mejor que Yo, puedo platicar con vosotros, cuando os conozco perfectamente y hasta mejor que vosotros mismos? Conozco vuestra vida, porque Yo os creé, conozco cada segundo de vuestra vida, porque Yo os he acompañado, aunque vosotros no os hayáis dado cuenta y, aunque no Me llamasteis para que os acompañara.

Ciertamente, podéis retomar el tiempo pasado que no Me ofrecisteis, pero desde éste momento en adelante, Mis pequeños, Yo quiero ser ése Amigo Íntimo, al que Le platiquéis todo lo que hacéis, vuestro pasado, vuestro presente y vuestros deseos futuros. La diferencia entre un amigo de la Tierra y Yo, vuestro Amigo Divino, vuestro Dios y Padre Creador, es que Yo sí os puedo dar Consejos llenos de Sabiduría, llenos de Amor, llenos de humildad y que os voy a dar exactamente lo que necesitáis, porque además, Yo, como Padre vuestro, quiero que caminéis por el camino más seguro mientras estéis sobre la Tierra. Yo os cuido y os protejo, cosa que difícilmente un amigo, aunque sea muy íntimo en la Tierra, os puede dar. Yo conozco todo vuestro alrededor, conozco los ataques de satanás sobre las almas y generalmente eso no lo pedís, Mis pequeños, pedís cosas del mundo, cosas materiales, pero no pedís eso que es tan importante, que es vuestra protección espiritual.

Entended bien esto, Mis pequeños, porque continuamente satanás os está atacando y quiere vuestra destrucción, pero sobre todo, no quiere que os llenéis de Mí, vuestro Dios. Vosotros tenéis derecho a tener Mi guía, Mi Conocimiento, Mi Amor, os puedo llenar de tantos regalos espirituales y aún materiales si Yo así lo quiero, pero ¿cómo los vais a tener si no Me compartís de vuestra vida?, no Me tenéis confianza, no venís a Mí, no solamente para pedir, sino para agradecer también.

DejadMe pues, Mis pequeños, que Yo sea vuestro Amigo Íntimo y el Amigo Íntimo en todo momento está pensando en el ser querido. DadMe ése gusto, Mis pequeños, de que Yo esté siempre en vuestra mente y en vuestro corazón y veréis como cambia vuestra vida, porque en ése momento Me alegraréis tanto, que derramaré Mis Bendiciones sobre vosotros y Yo también os alegraré.
Gracias, Mis pequeños.

Tercer Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Vosotros no sabéis pedir, porque si pidierais con Fe, con plena confianza y con mucho amor, recibirías lo que estáis pidiendo, porque Yo le doy a Mis hijos lo que piden, si va a ser para su bien o para el bien de otros.
Hijitos Míos, vosotros no sabéis pedir, porque si pidierais con Fe, con plena confianza y con mucho amor, recibirías lo que estáis pidiendo, porque Yo le doy a Mis hijos lo que piden, si va a ser para su bien o para el bien de otros. Pero os repito, no sabéis pedir, porque os falta complementar generalmente vuestra petición con un deseo de amor pero un amor profundo.

Ya se os ha dicho que de qué sirve tener todos los bienes, capacidades, dones o virtudes, si no hay amor en vuestro ser. De nada sirve tener todo lo material o todo lo espiritual, ya que primero debe ser el amor en vuestra vida, y este amor luego debe ir complementado con la Fe y debéis también saber pedir con Fe.

Al haber llenado vuestra petición de amor, ésta ciertamente, llegará hacia Mí, porque el amor producido por una pequeña creatura, como vosotros, va a llegar a Mí, que Soy el Origen de todo el Amor y Yo no puedo desoír una llamada de Amor y, menos, cuando es de una pequeñita alma, a la que amo tanto, porque amo inmensamente a las que se han llenado de Mi Amor y, además, lo transmiten a sus hermanos.

La Fe es imprescindible, Mis pequeños, para que seáis escuchados y además obtengáis lo que queréis. Ciertamente, estoy siempre atento a vuestras necesidades, a vuestras peticiones, estoy guiando vuestra vida y la estoy protegiendo también, pero necesito que vosotros tengáis ésa confianza plena y esta se logra con la Fe, con la Fe absoluta que debe salir desde lo más profundo de vuestro ser. Que no haya nada de duda al momento en que vosotros estáis pidiendo lo que necesitáis, si vosotros dudáis, no estáis realmente actuando en Fe, porque al momento en que dudáis, quiere decir que estáis poniendo en entre dicho el que Yo os pueda ayudar o no.

Los Milagros que hacía Mi Hijo sobre la Tierra, siempre se daban con Fe absoluta: ¿quieres ser curado?, sí, quiero ser curado, porque Tú eres el Hijo de Dios. Así de simple y sencillo, Mis pequeños, creo en Ti, porque Me has mostrado que Tú eres el Hijo de Dios, porque Tú tienes el Amor, porque Tú tienes el Poder.

Así debéis actuar, Mis pequeños, totalmente confiados en que Yo os daré lo que necesitáis para que podáis seguir llevando a cabo vuestra vida lo mejor posible. Vinisteis a cumplir una misión sobre la Tierra y no podéis pensar en hacerla en forma mediocre, tenéis que buscar la perfección, porque también de esto se os va a Juzgar, en qué tan bien llevasteis a cabo vuestra misión sobre la Tierra. Se os dieron todas las capacidades y la principal capacidad, fue la de orar y la oración es el estar en íntimo contacto Conmigo, vuestro Dios. Si no orasteis, si no Me buscasteis, que eso es realmente oración, si no tratasteis de convivir Conmigo, cómo pudisteis entonces pedir las cosas, puesto que si no estáis Conmigo, si no tratasteis de vivir una vida íntima Conmigo, no Me conocéis y si vosotros no conocéis a alguien, no podéis tener plena confianza en esta persona. Aquí la diferencia, es que Soy vuestro Dios y es la Fe, una Fe absoluta la que os trae hacia Mí. Vosotros creéis por Fe, no Me habéis visto, como veis a vuestros amigos íntimos o a la gente alrededor vuestra, pero ya el hecho de venir a Mí, de platicarMe, de invitarme, agradecerMe, eso ya es Fe, pero tenéis que acrecentarla, Mis pequeños, para que ésa Fe sea absoluta y que pueda llegar hasta hacer milagros.

Os he dicho que tenéis la obligación de hacer milagros y, esto es, porque debéis de ayudar a vuestros hermanos en sus momentos más difíciles, en donde las capacidades humanas no pueden ya hacer nada y entonces es donde entran las capacidades sobrenaturales que solamente vienen de Mí, vuestro Dios.

Actuad pues, en amor y en Fe, para que logréis llevar a cabo vuestra misión sobre la Tierra y podáis ayudar a vuestros hermanos también a alcanzar el Reino de los Cielos.
Gracias, Mis pequeños.

Cuarto Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Si vosotros os oponéis a Mis Leyes, a Mis Decretos, a Mi Amor, entonces seréis marionetas de satanás y él os utilizará para el mal.
Hijitos Míos, mientras estáis sobre la Tierra, si vivís para Mí, seréis Mis hijos, Yo os cuidaré, os guiaré y os llevaré por caminos de santidad, pero si vosotros os oponéis a Mis Leyes, a Mis Decretos, a Mi Amor, entonces seréis marionetas de satanás y él os utilizará para el mal, para destruir a otras almas, para destruir todo lo que os rodea, para causar mucha maldad y destrucción a vuestro alrededor.

Esta es la gran diferencia entre estar Conmigo, en donde Yo respeto vuestro libre albedrío, os guío, busco hermanos vuestros que están cerca de vosotros, para que por su conducto reciban Mis Bendiciones, ellos y vosotros también.

Un alma que está Conmigo, se vuelve conductora de amor y de Bendiciones y muchas veces, hasta de milagros, pero debe estar plenamente Conmigo y llevar una vida de ejemplo y sobre todo, de amor. De esta forma, los que están a su alrededor, reconocen a estas almas como hijas de Dios, en cambio, aquellas almas que se han opuesto totalmente a Mí, vuestros mismos hermanos las reconocen como almas destructivas, almas malas, almas que se han dejado posesionar por satanás y, cuando un alma está poseída, ésa alma pierde su libertad, satanás no respeta su libre albedrío, él os maneja según su antojo y os hace hacer cosas que están en contra de vuestra misma voluntad.

Vosotros sois manipulados por satanás para destruir todo lo que Yo he creado y, especialmente, destruir a las almas, alejarlas de la santidad, alejarlas de un buen ejemplo.

Ciertamente, satanás es muy sutil, es muy inteligente y puede hacer caer a las almas fácilmente si vosotros no estáis tomados fuertemente de Mí, vuestro Dios. Os puede llevar por caminos en los que vosotros creeréis que estáis actuando según vuestra voluntad, pero él os está manipulando y, en el medio en el que viváis, vosotros no daréis un buen ejemplo, sino todo lo contrario, crearéis muchos problemas, mucha maldad. Os reconocerán como gente de mal, no confiables y os irán dejando solos, a menos que encontréis almas que estén como vosotros, que también sean marionetas de satanás.

Vosotros tenéis la última palabra, Mis pequeños, tenéis el libre albedrío. Si estáis Conmigo, vuestro libre albedrío será respetado, pero si no estáis Conmigo, satanás no os respeta, os manipula y os lleva a hacer cosas que os pueden llevar a una condenación eterna. Vosotros mismos sabéis perfectamente de qué lado estáis, ¿queréis la salvación eterna?, venid Conmigo y haced el Bien como Mi Hijo Jesucristo os enseñó, si no queréis estar Conmigo, seréis traidores, como Judas, que se dejó posesionar por satanás y, ciertamente, perdió, perdió todo, perdió el Reino de los Cielos, porque no quiso estar conmigo, porque traicionó al Amor, porque buscó lo que era malo.
Gracias, Mis pequeños.

Quinto Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Uno de los síntomas indiscutibles de que Yo vivo en las almas, es el de la paz, pero también hay otro que también reconoce a las almas que están Conmigo, que es el de la alegría.
Hijitos Míos, uno de los síntomas indiscutibles de que Yo vivo en las almas, es el de la paz, pero también hay otro que también reconoce a las almas que están Conmigo, que es el de la alegría, porque ¿quién puede estar sin ésa paz y sin ésa alegría sino están Conmigo?

Cuando Yo estoy en un alma y realmente aprecia Mi estancia en su ser, ésa alma no puede estar llena de tristeza o de maldad, ésa alma tiene que estar llena de alegría, porque el Rey del Universo está habitando plenamente en esa alma o ¿acaso vosotros os ponéis tristes o enojados cuando se está dando una fiesta para vosotros? La gran fiesta os la doy Yo, Mis pequeños, al habitar en vuestro ser y si, realmente, como os digo, apreciáis Mi estancia en vosotros, no os pondréis tristes ni enojados, mostráis al Mundo que Yo estoy con vosotros y el Mundo reconoce que Mi Presencia está en vosotros, porque estáis contentos de que estoy actuando en vosotros y vosotros, a la vez, estáis actuando sobre vuestros hermanos porque les estáis transmitiendo todo Mi Ser a ellos.

Las almas que os rodean reconocen cuando un alma está llena de bondad o cuando está llena de maldad. Un alma llena de bondad no puede estar llena de satanás, porque él no produce amor, y un alma llena de maldad, no puede transmitir amor, porque Yo no estoy en las almas que están llenas de maldad.

Si vosotros aprendéis a reconocer esto en vuestros hermanos, sabréis en quién podéis confiar y, además, siempre pediréis ayuda a Mi Santo Espíritu para que os dé Sabiduría Santa y podáis comprobar y confirmar que Yo estoy en ésas almas, para que podáis tener confianza plena en ellas.

Ciertamente, satanás es el padre de la mentira y continuamente os trata de llevar hacia la mentira engañándoos, por eso vuestra vida tiene que estar siempre unida a la Mía y esto es, viviendo en la oración, como os expliqué antes, y de esta forma, difícilmente satanás os engañará, porque también recibiréis Mis Consejos Santos, Mis Consejos Divinos y os pondré en alerta a todo ataque del enemigo.

Ciertamente, tenéis que pasar pruebas sobre la Tierra, pero Yo cuido a los Míos, consiento a las almas que Me buscan, que buscan estar viviendo Conmigo. Yo no os puedo abandonar y menos cuando más Me necesitáis, de esto debéis tener plena seguridad, Mis pequeños, siempre estaré con vosotros si vosotros estáis Conmigo.
Gracias, Mis pequeños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: