Esperamos Tu Pronto Regreso Señor

MENSAJE DE DIOS PADRE A J.V

 

Dic 08_12 Una palabrita necesito de vuestro corazón arrepentido, un acercamiento sencillo…

Mensaje.  Fiesta de la Inmaculada Concepción de María

Mensaje de Dios Padre a J. V.

 

Habla Dios Padre.
Sobre: Arrepentíos para que ésta purificación no sea tan dolorosa, porque Yo no quiero que sufráis, Yo os perdono desde antes de que vosotros Me lo digáis con vuestros labios, Yo Conozco vuestro corazón.
(Lenguas…) Hijitos Míos, ciertamente una gran parte de la humanidad está alejada de Mí, de Mis Leyes, de Mi Amor, de Mis Enseñanzas. Ésta pobre humanidad, en su gran mayoría, no sabe a dónde va. La obscuridad ha cubierto sus mentes y su corazón, ya no tratan de vivir bajo Mis Leyes y bajo Mi Amor, se han vuelto esclavos de satanás, ya no se busca la profundidad de la vida espiritual, se vive solamente para el mundo, para la carne, para el sexo desenfrenado, no hay valores, no hay metas santas. Se desprecia al prójimo y si se le puede eliminar, lo hacen, con tal de quitarse un obstáculo en su vida. Ya no hay respeto a la vida, se le destruye desde sus inicios, siendo éste un pecado gravísimo ante Mis Ojos, por destruir al inocente, al que no se puede defender, a ésa vida incipiente que Yo os estoy regalando, para que pudiera, bajo Mi Guía, mejorar éste mundo que en decadencia está.

Ciertamente la gran  mayoría, de vuestros hermanos, ya no quieren escuchar Mi Voz, ya no quieren seguir Mis Preceptos, ya no quieren respetar Mi Amor y por eso estáis viendo todos los desastres que se ven a vuestro alrededor, empezando con el ataque de unos contra otros. Ya no buscáis ser verdaderos hermanos, ya no buscáis el ayudarles a crecer, después de haber crecido vosotros mismos. Despreciáis Mis Enseñanzas, que son de Vida, que son de Salvación y todo ése desprecio a todo lo que viene de Mí, vuestro Dios, ciertamente os va a causar muchos problemas, porque os habéis apartado de toda Fuente de Vida y de Protección que Soy Yo, vuestro Dios.

No os queréis dar cuenta de que os he concedido el don de la vida para luchar contra la maldad y el pecado de satanás. Os he mandado como instrumentos santos de vida y de Luz para luchar contra las tinieblas y la maldad de satanás aquí en vuestro mundo y en el Universo entero y, contrario a esto, os habéis vuelto tinieblas vosotros mismos, os volvisteis ya instrumentos de satanás y por haber escogido éste camino, sufriréis lo que él mismo sufre, el ser apartados de Mi Amor, porque estáis luchando en contra del Amor, que Soy Yo. Él se opuso a respetarMe y a obedecerMe y vosotros estáis haciendo lo mismo y no os queréis dar cuenta. Él perdió Mi Amor, él perdió Mi Gracia, pero no porque Yo no quiera dársela, sino porque él cerró su corazón.

Ciertamente Yo os amo a todos vosotros, amo a todas Mis creaturas, porque Yo os creé con Amor. Os he dicho que al mismo satanás lo amo, porque Mi Amor es para todos vosotros, pero él cerró su corazón a Mi Amor y por eso obtuvo su castigo y vosotros estáis haciendo lo mismo y si os mantenéis en ésa mentalidad de luchar contra Mi Amor, las consecuencias serán las mismas que satanás obtuvo.

Recapacitad sobre esto, Mis pequeños, porque os estáis ganando un mal eterno, un dolor eterno que Yo no quiero que tengáis, Mis pequeños. Os he creado para el Amor, os he creado para la Vida, salisteis de la Luz, que Soy Yo, para que fuerais Luz entre las tinieblas, como Mi Hijo Jesucristo fue entre vosotros y sigue siendo para todos vosotros.

No quiero que lleguéis a ser maldad absoluta, como ahora lo es satanás. Os mandé a Mi Hijo para que os rescatara, para que regresarais a la Luz, para que pudieras luchar con Mis Fuerzas contra toda ésa tiniebla que os rodea. Os he dejado, a través de Mi Hijo Jesucristo, todas las armas necesarias para vencer al que ahora tenéis como maestro de vuestra vida.

¡Qué dolor Me causáis, Mis pequeños! Porque habéis dejado que la maldad viva en vuestro corazón y además la mantenéis como si fuera lo mejor, a pesar del dolor que esto os causa.

Sois tercos y tontos, porque no queréis ver que la maldad que os rodea, y sufrís, está causada por vuestro desprecio a Mi Amor y a Mis Leyes. Si entendierais esto y recapacitarais y lucharais contra toda ésa maldad que ya se ha apoderado de vuestro corazón, vuestro mundo cambiaría, la Luz se daría y la santidad llegaría a vuestras almas.

Mucha maldad habéis dejado entrar a vuestro corazón y, ahora, no podéis luchar contra ella porque no tenéis las armas ni la fuerza para hacerlo. Pero voltead hacia Mí, Mis pequeños, una palabrita que Me deis de amor, una palabrita que Me deis de arrepentimiento, será lo suficiente para que Yo pueda trabajar en vuestra alma y en vuestra vida.

PedídMela, Mis pequeños, Yo os quiero de regreso en el Reino de los Cielos, no quiero vuestra condenación eterna. Estáis a segundos de un gran dolor que se vendrá sobre toda la humanidad y Yo no quiero que esto suceda, vuestra purificación podría ser muy ligera y no tan dolorosa como se os viene.

Mis pequeños, una palabrita necesito de vuestro corazón arrepentido, un acercamiento sencillo de vuestra alma hacia Mí, vuestro Dios, os puede salvar de una muerte eterna y de evitaros un dolor fuerte aquí, en vuestro mundo todavía. Yo no Soy un Dios exigente, Soy un Dios de Amor y al decir Amor, no os imagináis vosotros la grandiosidad de Mi Misericordia sobre todos vosotros, porque sé que sois pequeños y débiles, sé que no podéis luchar contra ésta maldad tan fuerte que ya os rodea y que habéis dejado entrar en vuestro corazón.

Voltead hacia Mí, Mis pequeños, cuando os sintáis que estáis atrapados, que no tenéis ninguna salida, que os sintáis completamente abatidos y hasta queráis quitaros la vida porque los problemas os agobien. Voltead hacia Mí, recordad que Soy vuestro Padre y vuestro Dios y que Yo perdono todos vuestros pecados, aún los más grandes que creáis imperdonables. Yo os puedo perdonar todos, para que volváis hacia Mí.

Os repito, Soy un Dios de Misericordia y, aún, vosotros, los que estáis alejados de Mí, que quizá no hayáis tenido ningún tipo de instrucción religiosa, Yo pondré en vuestro corazón Mi Palabra, Yo pondré en vuestro corazón Mi Amor para que lo sintáis, aunque sea en breves momentos y entendáis que sois Mis hijos y que podéis obtener Mi Perdón y Mi Amor. Con una sola mirada hacia Mí, con un solo deseo de volver hacia Mi Amor, con un deseo de pedir perdón por vuestras faltas, Yo estoy siempre presente en vuestra vida. Desde antes de que nacierais para el Mundo, ya estabais en Mi Corazón y no os abandonaré, Mis pequeños, en ningún momento. Mi Misericordia es Infinita, Mi Perdón llegará a todos, a todos aquellos que Me lo pidan.

Os vuelvo a repetir, Mis pequeños, arrepentíos para que ésta purificación no sea tan dolorosa, porque Yo no quiero que sufráis, Yo os perdono desde antes de que vosotros Me lo digáis con vuestros labios, Yo Conozco vuestro corazón, arrepentíos y volved hacia Mí, os amo, Mis pequeños, y os perdono ya desde ahora. Mi Amor os cubra y os proteja contra todo mal.
Os bendigo, Mis pequeños, os bendigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: