Esperamos Tu Pronto Regreso Señor

 JERARQUÍA ECLESIÁSTICA, ¿POR QUÉ ME CAMBIARON LA ORACIÓN DEL PADRENUESTRO QUE ENSEÑÉ A MIS DISCÍPULOS?

dibujode20jesus562

JUNIO 6 DE 2013 – 8:25 A.M.

LLAMADO DE JESÚS SACRAMENTADO A LA JERARQUÍA ECLESIÁSTICA

Paz a vosotros, Jerarcas de mi Iglesia.

Jerarquía Eclesiástica, ¿por qué me cambiaron la oración del Padrenuestro que enseñé a mis discípulos?. La oración del Padrenuestro que hoy hacéis no es la que yo le enseñé a mis discípulos cuando me dijeron: Maestro enséñanos a orar y les dije decid así: Padrenuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras deudas, como perdonamos a nuestros deudores, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. (Mateo 6. 9 al 13).

Rebaño mío, las palabras deudas y deudores abarcan no sólo vuestras deudas personales y espirituales, sino también las de vuestros antepasados y difuntos. Cuando decís: perdona nuestras ofensas como también perdonamos a los que nos ofenden, hacéis alusión a ofensas personales en término personal, sin tener en cuenta el campo intergenérico, es decir, vuestros difuntos y antepasados.

En la oración del Padrenuestro que enseñé a mis discípulos está manifestada la misericordia, el amor, el perdón y la protección de Dios Padre para con sus hijos. La oración del Padrenuestro como la hacéis hoy no tiene en cuenta vuestros antepasados y difuntos. Al ser cambiadas las palabras deudas por ofensas y deudores por los que nos ofenden, se manipula y distorsiona el plan salvífico de Dios. La oración del Padrenuestro como mi Padre me la enseñó para dársela a conocer a sus hijos, tiene el poder para liberar vuestras almas y la de vuestros familiares difuntos y antepasados, si la hacéis con fe. Es oración de exorcismo que os libera de los ataques del maligno y os protege de sus asechanzas; es también oración de vida y alimento para vuestro espíritu. Es oración de provisión no sólo del alimento corporal, sino del más importante, el alimento espiritual que soy Yo.

Jerarcas de mi Iglesia, Pastores de mi rebaño, os pido de corazón que volváis a hacer la oración del Padrenuestro como mi Padre me la enseñó, porque como la venís haciendo y enseñando a mi rebaño, no tiene el mismo valor y poder espiritual. Al cambiar las palabras deudas por ofensas y deudores por los que nos ofenden se pierde la acción misericordiosa y liberadora de mi Padre para con sus hijos aquí en la tierra y para con las almas de vuestros antepasados y difuntos en la eternidad. La oración del Padrenuestro junto con el Credo y la Magníficat, son oraciones de gran poder y reúnen todo el plan de salvación que mi Padre tiene destinado para la humanidad.

Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca. Vuestro Maestro y Pastor, Jesús Sacramentado.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

Enoch. Favor citar la fuente al colocar este mensaje en su portal:
http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: