Esperamos Tu Pronto Regreso Señor

MENSAJE DE DIOS PADRE A J.V

Nov 21_13 Satanás se ha encargado de destruir el significado sublime de la palabra Amor.

 

Rosario vespertino.

Temas:

  • El tiempo apremia, poco tiempo hay ya en vuestra vida, en el Mundo, en el Universo entero, para que se vengan los momentos más difíciles de la purificación.
  • Los momentos de la purificación ya están sobre vosotros, se están dando e irán de peor a peor, nada se compondrá, entended, en poco tiempo todo estará peor a vuestro alrededor
  • Esta purificación en la que estáis ya, os hará volver a lo que Yo quiero que viváis, todo cambiará, todo volverá a su orden, al orden que Yo establecí y que satanás echó a perder.
  • Cuando vosotros vivís el Verdadero Amor, vivís también con el respeto a Mis Mandamientos, pero cuando se combina Mi Verdadero Amor, con el pecado, afectáis los Mandamientos que debisteis de haber seguido y ya no hay un Verdadero Amor.
  • Días difíciles vendrán sobre la Tierra en que no sentiréis Mi Amor, en que sentiréis la soledad que han sentido almas escogidas para que os deis cuenta de cómo antes estabais cuidados y protegidos por Mi Amor Divino.

Mensajes de Dios Padre y la Santísima Virgen María a J. V.

Primer Misterio, Habla La Santísima Virgen María.
Sobre: El tiempo apremia, poco tiempo hay ya en vuestra vida, en el Mundo, en el Universo entero, para que se vengan los momentos más difíciles de la purificación.
Hijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María y os quiero decir que el tiempo apremia. Seguís desperdiciando vuestro tiempo. ¿De qué han servido tantos Avisos que se os han dado a través del tiempo, y más últimamente, que se os han dado para que crearais conciencia de vuestro estado espiritual?

Una madre conoce a los hijos y los va guiando para que den lo mejor de sí y puedan salir adelante en la vida. La madre ve en cada uno de ellos, su potencial, los ayuda, los alienta o los reprende, de acuerdo a su actuación y a sus actividades.

Mis pequeños, lo que se os ha dado, es para que vosotros, os repito, fuerais creando conciencia de cómo está vuestro interior, cómo está vuestra espiritualidad, qué es lo que estáis haciendo de bueno y de malo en vuestra vida, pero especialmente a nivel espiritual.

Ciertamente, ya se os ha dicho que lo que tengáis en vuestro interior, se va a reflejar en vuestros actos exteriores, hacia vuestros hermanos.

Estáis viendo que todo a vuestro alrededor se va materializando cada vez más. Las iglesias se están quedando vacías, no hay una espiritualidad firme. Por ejemplo, a veces os sucede algo negativo en vuestra vida y vais a pedirLe a Nuestro Dios ayuda o quizá, vengáis hacia Mí, también, para pedir ésa ayuda que necesitáis de momento, pasa el tiempo, se os olvida el regresar, aunque ya vuestra problemática quedó resuelta y ni siquiera volvéis para agradecer que todo se haya arreglado en vuestra vida.

Como os dije, una Madre, va ayudando a los hijos a que salgan adelante y por más que insisto, Mis pequeños, no estáis haciendo lo debido.

Se acercan las fiestas navideñas, recordando el Nacimiento de vuestro Salvador, se os ha venido anunciando que mejoréis vuestro crecimiento espiritual, para que podáis vencer las fuerzas de satanás que tenéis a vuestro alrededor, y no mejoráis.

Las fiestas religiosas, las volvéis fiestas paganas, el recordatorio del Nacimiento de Mi Hijo, ¿en qué queda?, en un repartir de regalos, una convivencia fraterna y ¿dónde quedó el agradecimiento hacia vuestro Creador y vuestro Salvador, o sea hacia vuestro Dios? No lo hay y el tiempo apremia.

Satanás sigue llevando a cabo su obra destructiva, todo se va obscureciendo más hacia vuestro alrededor y vosotros, ¿qué hacéis? Solamente buscando lo material, no os estáis protegiendo, no estáis haciendo nada suficientemente fuerte para proteger a vuestra alma y mantener la vida espiritual en la Tierra, vida espiritual de todo un Dios, que os vino a dar para vuestro crecimiento y santificación personal.

El tiempo apremia, satanás os sigue atacando y va culminando su obra de destrucción. ¿Qué haréis, Mis pequeños, cuando veáis que, prácticamente, no tenéis salida?, vosotros mismos os vais cerrando los caminos, porque no os estáis protegiendo espiritualmente ni los vais abriendo con vuestra oración, no os protegéis y satanás os sigue destruyendo fuertemente en vuestro interior.

¿Qué haréis cuando se presente el padre de la mentira, haciéndoos creer que es el regreso de Mi Hijo, el Mesías? Os halagará los ojos, los oídos, vuestros sentidos, y no estáis preparados para protegeros contra sus tentaciones, contra sus halagos, contra sus mentiras.

Yo sigo repitiendo, el tiempo apremia.

Mis pequeños, para poder hacer una buena coraza espiritual, vosotros debéis tomar un tiempo para ir creciendo y no lo estáis aprovechando, el tiempo lo tenéis, ya se os ha dado. No estáis logrando protegeros con ésa coraza espiritual contra los ataques de satanás, por eso os repito, el tiempo apremia, debierais ya estar muy adelantados espiritualmente para protegeros contra las mentiras de satanás.

Mis pequeños, satanás no es un enemigo fácil de vencer, especialmente si no habéis producido ésa coraza espiritual a vuestro alrededor y en vuestro interior.

Mis pequeños, es un enemigo sin corazón, un enemigo totalmente destructivo, él no se lo va a tentar, si lo tuviera, para no haceros sufrir demasiado, al contrario, llegará un momento en que os podrá atacar con toda su fuerza y vosotros no podréis hacer nada. Ciertamente, si no fuera por Nuestra ayuda, ayuda Celestial sobre vosotros, os aplastaría, pero, vosotros, para lograr esto, para lograr Nuestra ayuda, debéis cambiar en vuestro interior, debéis llamarNos. Debe haber humildad en vuestro interior para reconoceros necesitados y humildad para llamarNos, para que recibáis Nuestra ayuda pero, demasiado distraídos estáis en el mundo, ¿qué haréis en los momentos difíciles? En éstos momentos,  viéndoos desde el Cielo, estamos viendo una obscuridad, prácticamente total sobre la Tierra y, vosotros, ¿qué hacéis para protegeros espiritualmente?, habéis aceptado la maldad como parte de vuestra vida.

Veis la maldad en los medios de comunicación, en la televisión, en el cine, en revistas, todo eso Nos ofende y vosotros lo tomáis como algo normal. Ya no pensáis en lo que es el pecado, que es la ofensa a Nuestro Dios, se os hace ya algo natural, porque lo veis por todos lados y ciertamente, se Nos está ofendiendo continuamente, pero vosotros ya no alcanzáis a ver eso.

Algunos ministros, también así os enseñan y os dicen que si vosotros os sentís, interiormente bien, no es pecado lo que estáis viendo o haciendo. ¡Cuánto error, Mis pequeños!, satanás ha sabido hacer su obra. Como se os había ya explicado, satanás es muy astuto y el pecado siempre os va a traer un halago a vuestros sentidos, de ahí se toma para la mentira. Ciertamente, el pecado os halaga, os gusta, pero, nuevamente os repito, ¿qué Le hacéis a vuestro Dios al aceptar ésas tentaciones de satanás, no os dais cuenta de la ofensa hacia vuestro Dios y hacia Mí, vuestra Madre Santísima?

Tenéis que recapacitar todo esto, Mis pequeños, tenéis que volver a los principios de las Enseñanzas de Mi Hijo. Satanás os ha desviado, ya vuestro corazón se ha endurecido, ya no os podéis presentar ante Nuestro Dios limpios, sonrientes, y sobre todo, satisfechos de haber cumplido vuestra misión en la Tierra de la mejor forma y santamente.

Vergüenza sentiréis cuando os deis cuenta plenamente de vuestro error, de cómo estuvisteis ofendiendo a vuestro Dios y a Mí, vuestra Madre, en infinidad de situaciones, que creíais que no eran pecaminosas, pero que Nos ofendían grandemente. Pecáis abundantemente y ya vuestro corazón no se da cuenta de los errores que estáis cometiendo.

Pedid a Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor, que os dé ésa sensibilidad espiritual para que os deis cuenta cuando estéis ofendiendo a Nuestro Dios con vuestros actos, con vuestras palabras y pensamientos, que os haga sensibles nuevamente al pecado. Con esto os quiero decir, que os deis cuenta plenamente cuando se acerca una situación de pecado, una tentación de satanás y vosotros podáis eliminarla de vuestra vida. No ofendáis más Al que os dio la vida, Al que os dio la oportunidad de trabajar para Él y, con esto, que pudierais santificaros.

El tiempo apremia, poco tiempo hay ya en vuestra vida, en el Mundo, en el Universo entero, para que se vengan los momentos más difíciles de la purificación. Se os ha venido preparando, Mis pequeños, para ésos momentos y vosotros, distraídos estáis en el Mundo, el tiempo apremia, ¿qué haréis para vuestra salvación?

Soy vuestra Madre Santísima, os amo, pero os prevengo, Mis pequeños, estáis actuando mal, volved al bien.
Gracias, Mis pequeños.

Segundo Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Los momentos de la purificación ya están sobre vosotros, se están dando e irán de peor a peor, nada se compondrá, entended, en poco tiempo todo estará peor a vuestro alrededor.
Hijitos Míos, Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, continuamente velo por vosotros, conozco vuestra pequeñez, conozco vuestra nada, pero Yo os creé y Yo protejo a Mis creaturas.

Sois tan pequeñitos, estáis tan indefensos, que Yo no os puedo dejar olvidados aunque vosotros os olvidéis de Mí.

Ciertamente, que muchos de vosotros os apartáis de vuestras obligaciones espirituales para Conmigo pero, no por ello, Yo Me olvido de vosotros. Vosotros estáis a merced de los ataques y tentaciones de satanás por estar en el Mundo.

El estar en el Mundo significa que, vosotros, vinisteis a una misión, como la de Mi Hijo Jesucristo, y que debéis vencer la maldad que hay en el mundo al manteneros Conmigo y transmitiendo Mis Verdades y Mi Amor. Mi Hijo es vuestro Maestro, vuestro Guía, vuestra Fuente de Salvación, estando con Él, estando en Mi Trinidad Santísima, fácilmente podéis vencer las fuerzas de satanás, pero la gran mayoría de vosotros, los que vinisteis a trabajar para Mí, vuestro Dios, estáis tan apartados de vuestras obligaciones para Conmigo, que eso os vuelve almas débiles, almas muy propensas a que os perdáis eternamente en garras de satanás y perdáis la oportunidad de regresar nuevamente al Reino de los Cielos.

Satanás ha sabido engañaros, ha hecho que os apartéis de lo más importante que tenéis, que es vuestra vida espiritual, él sabe que si vosotros desarrolláis vuestra vida interior, vuestra vida espiritual, le podéis vencer, le quitáis poder para seguir atacando a vuestros hermanos, le quitáis poder y se empieza a dar la Luz en el Mundo y en el Universo entero, él ha sabido apartaros de lo que es el tesoro de vuestra alma, que es Mi Vida en vuestro interior. Ya no os acercáis a la oración, a la vida Sacramental, al perdón de vuestros pecados, ya no venís a Mí, vuestro Dios, a tomar vuestro Alimento, Alimento Divino, que Mi Hijo os dejó para que crecierais espiritualmente y os protegierais contra los poderes de satanás.

Se os habla de Mí, de Mi Doctrina de Amor, os aburrís, y hacéis a un lado a vuestros hermanos que os hablan de Mí y de Mi Amor y seguís prefiriendo la vida del mundo, la vida de los placeres, la vida de los sentidos, o sea, la vida sensual. Vuestro exterior es lo que os importa, cómo os sentís exteriormente, cómo podéis engrandecer el gozo de los sentidos, cómo os podéis embellecer ante vuestros hermanos y crecéis en soberbia, en hedonismo, en basura, porque al fin y al cabo, vuestro cuerpo, basura será cuando dejéis el cuerpo y volváis hacia Mí, polvo será, basura que se lleva el viento. Y, a vuestra alma, ¿cómo la alimentasteis?, ¿qué hicisteis para que se pudiera presentar ante Mí y ser juzgada por sus acciones, por las verdades que transmitisteis, por la vida que disteis a vuestros hermanos con vuestro ejemplo? Así cómo le ayudasteis a vuestros hermanos en su salvación, así, al ayudarles, vosotros mismos os ayudasteis y salvasteis a vuestra alma. ¿Os dais cuenta, Mis pequeños, en qué situación estáis? Nadie tiene comprada la vida, Yo os puedo llamar en cualquier momento, podréis ser pequeños, mediana edad o ancianos, vosotros no sabéis el momento en que regresaréis ante Mí, ¿qué cuentas Me daréis? Aunque queráis negar ésta realidad, tarde o temprano os presentaréis ante Mí.

Se os ha dicho que el tiempo es corto ya, estáis viviendo momentos de purificación alrededor de la Tierra y no queréis verlos como tales. Seguís diciendo que las situaciones que estáis viviendo, ya sea en forma meteorológica o acontecimientos que os quitan la paz a vuestro alrededor, son normales y no queréis ver otra realidad, la que se os ha estado anunciado de pocos años para acá, de que todo iba a ir yéndose a peor y peor, porque satanás está manipulando los acontecimientos para vuestra destrucción y para que perdáis la paz.

¿Cuándo abriréis los ojos? ¿Cuándo os protegeréis espiritualmente? ¿Cuándo Me ayudaréis realmente a salvar las almas de vuestros hermanos y vuestra propia alma? Vais por caminos equivocados, estáis llevando una vida de error. Ya las situaciones a vuestro alrededor se salieron de vuestras capacidades.

Como os dije, Soy vuestro Padre y vuestro Creador, os seguiré buscando para que regreséis hacia Mí, pero ¿vosotros pondréis de vuestra parte para que todo lo que Yo haga por vosotros, no se desperdicie? Vuestra alma, vuestra vida eterna está en juego, ¿en qué os estáis ayudando vosotros mismos? Tened cuidado, Mis pequeños, os repito, vosotros no sabéis en qué momento os llamaré de regreso, ¿cómo estaréis en ése momento para que os podáis presentar ante Mi Presencia? Arrepentíos ya desde ahora, dejad la mala vida que habéis llevado y cambiad.

Los momentos de la purificación ya están sobre vosotros, se están dando e irán de peor a peor, nada se compondrá, entended, en poco tiempo todo estará peor a vuestro alrededor, pero por vuestra culpa, porque os habéis apartado de Mi Bien y habéis preferido el mal que os está destruyendo.
Gracias, Mis pequeños.

Tercer Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Esta purificación en la que estáis ya, os hará volver a lo que Yo quiero que viváis, todo cambiará, todo volverá a su orden, al orden que Yo establecí y que satanás echó a perder.
Hijitos Míos, no hay nada más poderoso que Mi Amor, que Mi Amor de Padre, que Mi Amor de Creador, que Mi Amor de Salvador.

Mis pequeños, habéis hecho a un lado de vuestra vida, Mi Amor. Fuisteis creados porque Mi Amor así lo quiso. Todo lo que tenéis a vuestro alrededor, fue creado gracias a Mi Amor, pensando en vosotros. Toda la Creación fue creada porque Yo quería compartir Mi amor con alguien más. ¿Qué acaso esto no os halaga? ¿No os dais cuenta que cada uno de vosotros vale inmensamente para Mí? Fuisteis pensados desde antes que tuvierais vida y todo por Mi Amor.

Yo Soy el Creador, todo ha salido de Mis Manos por Mi Amor. ¿Cuántos de vosotros os acordáis de Mí y Me agradecéis todo lo que tenéis, especialmente el don de la vida? A cada uno de vosotros os he creado con capacidades diferentes, cada uno de vosotros sois distintos y así os creé, porque os amo, porque quiero tener diversidad de almas, pero que todas vengan a Mí.

Al haberos creado con capacidades diferentes, vosotros os vais ayudando uno a otro con ésas capacidades, con ésos dones y os vais haciendo la vida más fácil, unos a otros.

Ciertamente, hay almas que se apropian de los dones que Yo les doy. Un don se debe compartir con los hermanos, pero, desgraciadamente, os aprovecháis algunos de vosotros, de los dones recibidos gratuitamente, para enriqueceros, para aprovecharos de vuestros hermanos y no compartís, sino vendéis, el don que tenéis. ¿Qué cuentas Me daréis por el don que recibisteis gratuitamente? Por eso la diferencia económica de unos con otros.

¿No os dais cuenta vosotros, los que vendéis vuestros dones, que necesitáis también de aquellos dones que sentís más pequeños y quizá hasta inservibles para vosotros y que tienen algunos de vuestros hermanos?

Les dais más valor a las monedas que recibís por el don que vendéis, que al amor y a la gratitud que podáis recibir de vuestros hermanos agradecidos por lo que les disteis.

Lo que Yo os he dado lo debéis compartir, ciertamente, en éstos momentos, todo es un caos porque, lo que se os dio en un Principio, se debió haber mantenido y esto os iba a llevar a un amor fraterno, al compartir, de lo que tenéis, con vuestros hermanos e iba a ser recíproco y, así os ibais a cuidar mutuamente.

Pero, por estar en el Mundo y, satanás, siendo el príncipe de éste mundo, os llevó hacia lo material y, lo que debiera ser un intercambio espiritual de Amor, todo se volvió un intercambio monetario, material, frío. El Amor quedó hecho a un lado y ahora se envidian los dones, se les saca provecho, no se comparten mutuamente, sin cobrar, sino que vendéis lo que no es vuestro, porque los dones son un regalo Mío, para que lo compartierais, o ¿acaso Mi Hijo le cobró a todo aquel que se acercaba a Él a pedir un favor o un Milagro, por el regalo que recibieron?

Él es el Maestro del Amor que os mandé para que os enseñara lo que debierais hacer, para que os recordara cómo os debierais tratar los unos a los otros, pero seguís prefiriendo lo material a lo espiritual. Él Mismo, os dijo que buscarais primero el Reino de Dios, que es todo lo espiritual que podéis dar, y lo demás se os daría por añadidura, que es lo material, que Yo Mismo, como Padre y Creador, sé que necesitáis y que vuestro cuerpo necesita, que es el vehículo de vuestra alma. Pero ahora solamente buscáis la añadidura y no queréis darle la primacía a lo que debéis dar a vuestros hermanos, que son los regalos gratuitos, los dones que Yo os di para que compartierais.

Esta purificación en la que estáis ya, os hará volver a lo que Yo quiero que viváis, todo cambiará, todo volverá a su orden, al orden que Yo establecí y que satanás echó a perder.

Cuando empecéis a vivir ése orden, gozaréis y Me agradeceréis los que estéis en el Mundo, para que se empiece a dar un Nuevo Mundo, de acuerdo a lo que Yo quiero que viváis.

Empezad pues, arrepintiéndoos de vuestros pecados y del mal uso que habéis hecho con los dones gratuitos que Yo os he dado. Poned vuestra vida en Mis Manos, para que Yo os moldeé, para que empecéis a dar el bien que debéis dar, como Mi Hijo os enseñó. Que la humildad de vuestro corazón se ponga ante Mi Presencia, para que Yo os purifique, os santifique y os dé nueva vida, vida que habéis perdido por el pecado, pero recuperaréis por Mi Gracia.
Gracias, Mis pequeños.

Cuarto Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Cuando vosotros vivís el Verdadero Amor, vivís también con el respeto a Mis Mandamientos, pero cuando se combina Mi Verdadero Amor, con el pecado, afectáis los Mandamientos que debisteis de haber seguido y ya no hay un Verdadero Amor.
Hijitos Míos, vosotros fuisteis creados para que fuerais parte de Mí en la Tierra, para que fuerais Mis representantes espirituales.

Mis pequeños, os di el don de la vida para que vivierais unidos a Mí, no os separarais en ningún momento y pudierais darle a vuestros hermanos Mi Presencia, porque vosotros debierais vivir íntimamente Conmigo, para que cuando os vieran a vosotros, Me vieran a Mí. Esto que os digo, Mis pequeños, es la vida del Cielo.

Las almas en el Cielo, viven eternamente Mi Presencia, se comunican unos a otros Mi Amor, las almas siguen manteniendo su individualidad, sus capacidades y dones, y se comparten unos a otros lo que tienen, pero la esencia, es Mi Amor.

Vosotros no os imagináis, Mis pequeños, lo que significa la palabra Amor en el Reino de los Cielos; y cómo habéis destruido la palabra Amor, Mi Amor, en la Tierra. Hablar del Amor en el Reino de los Cielos, es hablar de cosas sublimes, es hablar de Mí Mismo. Soy el Omnipotente y al decir esto, vosotros, aún estando en el Cielo, sois pequeños, porque Mi Omnipotencia no tiene límites y por eso podréis pasar una eternidad siempre hablando y viviendo en Mi Amor.

Desead pues, desde ahora, Mis pequeños, que Mi Amor os tome ya desde ahora, aún viviendo en la Tierra. Que el amor, el supuesto amor que estáis viviendo en la Tierra, no es el verdadero Amor que viviréis en el Reino de los Cielos. Satanás se ha encargado de destruir el significado sublime de la palabra Amor, que viene de Mí.

Vosotros tenéis sentimientos de amor, pero si os dais cuenta, cuando estos nacen por otra persona, son sentimientos bellos, son sentimientos de cuidado hacia la otra persona, son sentimientos en los cuales vosotros os sentís plenos. Ese sentimiento de amor que se inicia, os sublimiza, os sentís diferentes. Ciertamente, llegáis a sentir en momentos, lo que es el Verdadero Amor que viene de Mí, pero satanás no permite que éste Verdadero Amor se siga dando y se reproduzca, sino hace que éste Amor, Mi Verdadero Amor se combine con el pecado y, así, vosotros vais teniendo otra visión de lo que debe ser el Verdadero Amor y le llamáis amor a lo que ya está combinado por el pecado a donde os lleva satanás. No pedís el Espíritu de Discernimiento para que podáis daros cuenta de lo que ha hecho satanás con Mi Verdadero Amor y que vosotros lo seguís tomando como él os lo ha presentado.

Cuando vosotros vivís el Verdadero Amor, vivís también con el respeto a Mis Mandamientos, pero cuando se combina Mi Verdadero Amor, con el pecado, afectáis los Mandamientos que debisteis de haber seguido y ya no hay un Verdadero Amor.

Meditad esto, Mis pequeños, porque pecáis cuando estáis empezando un verdadero amor.
Gracias, Mis pequeños.

Quinto Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Días difíciles vendrán sobre la Tierra en que no sentiréis Mi Amor, en que sentiréis la soledad que han sentido almas escogidas para que os deis cuenta de cómo antes estabais cuidados y protegidos por Mi Amor Divino.
Hijitos Míos, así como Mi Hijo Jesucristo escogió a Sus apóstoles en el tiempo en el que estuvo sobre la Tierra, para que pudiera expandirse por todo el mundo Su Amor y Sus Enseñanzas, éstos son tiempos en los cuales ahora he escogido también apóstoles y así, como en aquél tiempo doce tuvieron que llevar la Palabra a todo el mundo, también ahora son pocos, muy pocos los apóstoles que también he podido escoger para estos tiempos.

Ser apóstol es un alma donada, en la que Yo puedo trabajar, a la que Yo le puedo pedir lo que Yo quiera, y aunque tenga molestias, dolores, y a veces también gustos, y amores celestiales, simplemente, responde con el “hágase Tu Voluntad”. Me permite actuar en libertad en ellos y Yo les puedo dar Mis inmensidades, los lleno de dones, de capacidades Divinas, Me muestro en ellas y ellas Me muestran a todos sus hermanos.

Ser apóstol de estos tiempos, también, es una posición difícil, como la llevaron los primeros apóstoles en aquellos tiempos.

¿Por qué el hombre es de corazón tan duro? El alma necesita amor, y los apóstoles, tanto de aquél tiempo como los actuales, están llenos de Mi Amor para transmitir amor y ni aún así las almas responden. Están viendo almas preparadas por Mí, sencillas, para transmitir amor, para transmitir Mis bellezas y son rechazadas, atacadas y muchas veces eliminadas.

¿Pues qué queréis entonces, Mis pequeños, los que no queréis estar Conmigo? Os sigo consintiendo y no sabéis entender lo que Yo os doy.

Tanto amor que derramo sobre vosotros, sobre el Mundo entero y no sabéis apreciarlo, ¿qué queréis pues, Mis pequeños?, por eso días difíciles vendrán sobre la Tierra en que no sentiréis Mi Amor, en que sentiréis la soledad que han sentido almas escogidas para que os deis cuenta de cómo antes estabais cuidados y protegidos por Mi Amor Divino, pero, al no apreciarlo, os lo retiraré y, entonces, sentiréis ésa falta de Mi Amor, de Mi Protección y espero vuestro arrepentimiento y espero que comprendáis lo que no quisisteis apreciar y cuando os arrodilléis arrepentidos de vuestro error y Me llaméis de corazón, volveré a vosotros.

Es un castigo que vosotros mismos os habéis ganado, vosotras, las almas tontas, que tuvisteis todo y no quisisteis apreciar lo que vuestro Dios os daba. En cambio, las almas escogidas, las que han apreciado Mis cuidados, tendrán lo Mío y lo tendrán en abundancia.

Me habéis tenido, Me habéis cuidado en vuestro interior, Me habéis transmitido y Me daré más profusamente hacia vosotras. Lo que no quisieron aprovechar las otras almas, vosotras lo tendréis.

Os bendigo, Mis pequeños, gracias por vuestro amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: