Esperamos Tu Pronto Regreso Señor

Los poderes oscuros que están detrás del Nuevo Orden Mundial

Raíces antiguas de poderes malignos.

Del Nuevo Orden Mundial hoy en día se habla mucho. Los políticos, los líderes de las industrias y la economía los nombran en entrevistas. Se trata de una expresión que está en los labios de muchas personas. La mayoría de la gente siente que entiende algo de lo que es. Mucha gente piensa que es una nueva forma de hacer las cosas en el mundo, como una nueva moda, una música nueva, una nueva tecnología. La mayoría de nosotros cambiamos con la experiencia del mundo y tendemos a pensar que estos cambios tienen que ver con el Nuevo Orden Mundial. Sin embargo, muy pocos realmente entienden el significado de esta expresión misteriosa.

soldados y un edificio en llamas

El significado del Nuevo Orden Mundial se inscribe en lo oculto, de la más oscura, misteriosa y profunda creencia en la doctrina de Lucifer. El Nuevo Orden Mundial no se trata de política, a pesar de que tiene la política en él. No se trata de economía, finanzas o sociología, a pesar de que tiene estos componentes. Se trata de religión. Se trata de un tema que es directamente religioso. La palabra religión viene del latín religare, que significa en acogerse a.

El Nuevo Orden Mundial es un sistema que se acoge al mundo oscuro y cósmico. Se trata del súper naturalismo de presencias y poderes oscuros.

CUANDO COMENZÓ

Desde los tiempos de Caín hasta la época de Jesucristo, el mundo ha vivido bajo la Primera Edad. Después de la caída de Adán y Eva, todo tipo de pecados se introdujeron en el mundo. El mundo estaba bajo el dominio de Satanás. Cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios, significó que obedecieron a Satanás, que siguieron su consejo. Ellos se convirtieron en objeto de él. Satanás / Lucifer obtuvo un derecho jurídico sobre este mundo. Ahora le pertenecía a él. Se convirtió en el dios de este mundo con dominio total sobre él.

Al comienzo de su ministerio, Jesús fue tentado por Satanás “que lo llevó a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y él le dijo:” Todo esto te daré, si tú te postras y me adoras.” (Mt. 4:8-9). Este pasaje muestra claramente la pretensión de Satanás sobre los reinos de este mundo, pasado, presente y futuro. Se demuestra claramente que él es el dios de este mundo al reclamar culto y, como tal, pueda disponer de el según su voluntad. Jesús reprende a Satanás señalando que al que se debe adorar es sólo a Dios. De hecho, Jesús se refirió, a Satanás como el príncipe de este mundo en Juan 12:31, que es el foco central de la lucha cósmica entre el bien y el mal.

Desde el tiempo de Caín a Jesús, el mundo, los poderes de este mundo, tanto gubernamentales, militares y económicos estaban bajo el dominio jurisdiccional de Satanás. Esa fue la Primera Edad. El planeta, el mundo, la humanidad pertenecía por derecho a Satanás y lo reclamó como su propia posesión.

LA SEGUNDA EDAD

Desde la época de Jesús a finales del siglo veinte y el comienzo del siglo XXI, estamos en la Segunda Edad. Esta es la era cristiana. Esta es la edad en la que Cristo entró en el mundo y despoja del reino al enemigo, Marcos 3:27 “Pero nadie puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si primero no ata al hombre fuerte, entonces sí saqueará su casa.” Satanás es el hombre fuerte y su casa es el mundo, este sistema mundial. Sus bienes son las almas de los seres humanos. El que entra en la casa de Satanás, es Jesucristo. Primero ata a Satanás a través de la cruz y su muerte y resurrección, y luego toma de Satanás sus bienes. Jesucristo fuerza a una puerta abierta en el mundo, el reino de Satanás, e invita a los seres humanos a ser salvados.

Esto es lo que significa ser salvos. Cuando decimos que como cristiano, somos salvos. ¿Salvados de qué? Si necesitamos ser salvados, eso significa que estamos en peligro. ¿Qué tipo de peligro? El peligro del infierno. Fuera de Cristo, Satanás tiene un derecho legal. Así que los que están fuera del redil de Cristo, necesariamente pertenecen a Satanás y su reino. Ellos están bajo la ley del pecado.

La cruz de Jesucristo abre el reino de Satanás creando una abertura por la cual, quien quiera, puede atravesar y estar a salvo del fuego que arde en el infierno por la eternidad. Una vez, que un ser humano acepta a Jesucristo en su vida, Satanás pierde su derecho jurídico sobre esta persona. Esa persona se salva por el sacrificio de Jesús en la Cruz.

Aquí, podemos ver claramente la presencia de dos reinos. El reino de este mundo que está completamente poseído por Lucifer / Satanás y el Reino de Dios en Jesucristo. Por lo tanto durante esta Segunda Edad, Satanás pierde las almas por Jesucristo y él no quiere eso. Él quiere que todos vayan al infierno con él. Así que contrapone a Dios la Tercera Edad, que es el Nuevo Orden Mundial.

LA TERCERA EDAD Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

No se olvide, Satanás trabaja a través de engaños y mentiras. Él es muy inteligente, muy hábil. Fue Querubín, fue uno de los más altos ángeles de Dios. Él es astuto, un mentiroso, un impostor y un asesino. En todas partes donde va, hay muerte, destrucción, dolor y sufrimiento. El presenta el Nuevo Orden Mundial como un maravilloso mundo nuevo de oportunidades. Otra palabra que usa para el Nuevo Orden Mundial es la globalización. Ambas palabras significan lo mismo.

El Nuevo Orden Mundial fue planeado por la Sociedad de Teosofía, una organización fundada por Alice Bailey, un ocultista que era un canal para los ángeles caídos de alto nivel llamados “Maestros Ascendidos”. La Teosofía se convirtió en la ideología para los nazis. La Nazi, en realidad no era una idea loca para hacerse cargo del mundo. Los nazis tenían una muy oscura filosofía oculta en la que intentaron llevar a cabo la Tercera Edad que se llamó el Tercer Reich.

El ocultismo en los nazis no era algo secreto. Fue bien establecido por ellos. La verdadera intención de los nazis fue la creación de una super-raza de los seres humanos Aria, el Uber Mensch inspirado en Nietzsche. El objetivo de crear super hombres o super soldados es lograr la llegada de los Nephilim, los seres que se hablan en el Génesis 6.

Generalmente a las personas se les ha enseñado que los nazis fueron el mal, pero el verdadero origen de este mal rara vez ha sido presentado. A la edad de veintinueve años de edad, Hitler se convirtió en miembro de la Sociedad Thule, una organización ocultista asociada con los Illuminati y tenían la esvástica como emblema.

Ha sido bien documentado que el núcleo interno de la dirigencia nazi estaba profundamente involucrado en ritos de iniciación, prácticas de magia negra y la filosofía de la Sociedad Teosófica. Fue a través de estas prácticas ocultas que los nazis entraron en contacto psíquico con inteligencias no humanas. A través de estas fuerzas negras recibieron los conocimientos y competencias que utilizan actualmente un pequeño grupo de líderes mundiales para la construcción de este Nuevo Orden Mundial.

Aunque Hitler fue derrotado, los nazis se habían abierto una puerta a una dimensión diferente. Una dimensión de la oscuridad. Esta nueva era, conocida en el mundo de lo oculto, como la era de Acuario se ha instalado en nuestro mundo, nuestra dimensión. Este fue el comienzo del Nuevo Orden Mundial y su intención es poner fin a la Segunda Edad, la Era Cristiana.

El Nuevo Orden Mundial es un nombre código, conocido y comprendido en el mundo de las sociedades secretas. Se simboliza en el  billete de un dólar como el Novus Ordo Seclorum. Está representado también en la Nueva Era. Diferentes nombres, pero la misma realidad. Por extraño que parezca, en esta realidad de la inequidad, no hay nada nuevo en la “Nueva Era”. La Nueva Era es en realidad el gnosticismo re etiquetado. Este es el intento de Satanás de engañar a los seres humanos de nuevo.

DECLARACIÓN DE GUERRA CONTRA DIOS

¿Pueden los cristianos permanecer afuera de esto y creer que el Nuevo Orden Mundial es una cuestión para los líderes del mundo? No. El Nuevo Orden Mundial es una abierta declaración de guerra contra Jesucristo y Su pueblo. Todas y cada alma humana tiene que tomar partido. No hay espectadores. Jesús dijo en Mateo. 12:30 “Quien no está conmigo, está contra mí.” Si el Nuevo Orden Mundial, también conocido como globalismo, gana, usurpará el reinado de Jesucristo en el mundo y establecerá su propio sistema Luciférico en el mundo. Este sistema será más oscuro que el mal oscuro, maldad radical, mucho más terrible que la que el mundo ha experimentado alguna vez. “Y si aquellos días no fuesen acortados, ningún ser humano será salvado, pero por el bien de los elegidos esos días serán acortados.” (Mt 24:22)

El Nuevo Orden Mundial es un paraguas para la realización de determinados objetivos. Ya se ha establecido un Sistema Industrial Mundial. A través un único Sistema Financiero Mundial tratará de quitar la soberanía a todas las naciones. Y a continuación, establecer un gobierno mundial bajo un dictador mundial no elegido, que resulta ser el Anticristo. Por último, se buscará una sola religión mundial, que será la de Lucifer.

¡Loco! ¡Tonterías! ¡Teoría de la conspiración usted dice! ¿Por qué harían eso? ¿Por qué una tercera edad? La respuesta está en Mateo 24, toda esta idea de llevar a la humanidad bajo el liderazgo único no es nueva. Ya ha sucedido antes con consecuencias devastadoras. La torre de Babel fue erigida como un punto de encuentro para unir a toda la humanidad bajo el imperio de Nimrod, que se dice ha sido “un poderoso cazador contra el Señor.”  En 2Te 2:3-4  leemos “Que nadie os engañe de ninguna manera. Primero tiene que venir la apostasía y manifestarse el Hombre impío, el Hijo de perdición, el Adversario que se eleva sobre todo lo que lleva el nombre de Dios o es objeto de culto, hasta el extremo de sentarse él mismo en el Santuario de Dios y proclamar que él mismo es Dios.” “Y vi surgir del mar una Bestia que tenía diez cuernos y siete cabezas, y en sus cuernos diez diademas, y en sus cabezas títulos blasfemos. Le fue dada una boca que profería grandezas y blasfemias, y se le dio poder de actuar durante 42 meses; Se le concedió hacer la guerra a los santos y vencerlos; se le concedió poderío sobre toda raza, pueblo, lengua y nación.” (Ap. 13:1, 5, 7). Estamos viviendo la realización de esta verdad bíblica.

La Primera Edad se inició con los hijos de los hombres, Abel y Caín. La Segunda Edad comenzó con Jesús, el Hijo de Dios que vence el reino de Satanás. Satanás responde en la Tercera Edad al tener su propio hijo, el Anti-Cristo como un intento de derrotar a Dios. El punto es, que Satanás perdió la guerra en la Cruz. Él lo sabe. Pero él está tan lleno de sí mismo, de orgullo y arrogancia que de alguna manera piensa que puede revertir su suerte. Sin embargo, él no tiene la oportunidad de tener éxito. Él está en una situación de desventaja para empezar. Dios siempre ha sido. Él es un ser limitado, creado, que cree que puede luchar contra el creador no creado e ilimitado. Perdió la batalla antes de que empezara.

Sí, el Anticristo será destruido por Jesucristo, el Nuevo Orden Mundial será destruido por las manos de Jesucristo. Pero entonces, todos y cada uno de nosotros tiene que tomar partido. Nuestro comportamiento también determinará si vamos a permitir que el mundo rece al diablo y vivir un verdadero infierno en la tierra o vamos a echar fuera esta incursión del mal radical y llamar a la humanidad a la mayor gloria de Dios

Escuche lo que la profecía bíblica que dice en el Salmo 2 “¿Por qué se agitan las naciones, y los pueblos mascullan planes vanos? Se yerguen los reyes de la tierra, los caudillos conspiran aliados contra Yahveh y contra su Ungido”.

Urdiendo, conspirando, hace el trabajo la oscuridad en contra del Señor a partir de los reyes (los gobiernos y gobernantes, las corporaciones globales). Tal confrontación apocalíptica se predijo, y revelado por Dios hace 3.000 años.

El Nuevo Orden Mundial no es otra cosa que el intento antiguo de Lucifer para perseguir su ilusión, que terminará por Dios finalmente destruyéndolo.

Fuentes: Christina Light Ministry, Signos de estos Tiempos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: