Esperamos Tu Pronto Regreso Señor

¡COMO PADRE DE LA HUMANIDAD OS HAGO UN LLAMADO A QUE PERMANEZCAIS UNIDOS EN LA FE Y LA ORACIÓN, PARA QUE PODÁIS SOBRELLEVAR LOS DÍAS DE CAOS Y TRANSFORMACIÓN DE MI CREACIÓN!

15 DE OCTUBRE DE 2014 – 7:50 P.M.

LLAMADO URGENTE DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD

Paz a vosotros, pueblo mío, heredad mía.

Mi creación está en plena transformación, grandes cambios ha comenzado a sufrir. No os asustéis por lo que veréis, orad y aceptad la voluntad de Dios, porque vuestros ojos verán el renacimiento de una nueva creación. Los continentes se desplazarán, la tierra gemirá con dolores de parto y se tambaleará y todos los elementos de la naturaleza comenzarán su transformación.

Como Padre de la humanidad os hago un llamado a que permanezcáis unidos en la fe y la oración, para que podáis sobrellevar los días de caos y transformación de mi creación. Todo esto hace parte de vuestra purificación, ya no hay marcha atrás; los días de mi justicia divina purificarán mis criaturas y mi creación tal como mi Santa Voluntad lo tiene previsto.

¡Está llegando la hora de transformación en mi creación, escucharéis ruidos en el interior de la tierra y el suelo se moverá; el universo se conmocionará y estruendos en el cielo se dejarán escuchar!. ¡Ay de vosotros mortales, porque el pánico se apoderará de muchos; rodarán por el suelo y no podrán volver a levantarse!. ¡Cuánto llevo anunciándoles esto días y no habéis querido hacer caso, seguís en vuestro pecado dándome la espalda y no la cara!. De nuevo os lo digo: haced cadenas de oración a nivel mundial, para que podáis mitigar el curso de los acontecimientos que están por desatarse conforme a lo que está escrito. Cielo y tierra pasarán, más mis palabras no pasarán.

Acordaos de lo que dice mi palabra: Haré aparecer señales en el cielo y en la tierra: Sangre, fuego y columnas de humo. El sol se cambiará en tinieblas y la luna en sangre, antes de que venga el día del Señor grande y glorioso. Pero el que invoque el nombre del Señor se salvará. (Joel 3. 3, 5). Preparaos pueblo mío, orad, ayunad y haced penitencia, para que podáis sobrellevar estos días de angustia que están por comenzar.

Porque está cerca el día del Señor: el sol y la luna se oscurecen, las estrellas pierden su brillo. El Señor ruge desde Sión, y hace oír su voz desde Jerusalén. Y el cielo y la tierra se estremecen. Pero el Señor será un refugio para su pueblo (Joel 4. 14, 16).

Alegraos heredad mía, porque se acercan mis días de gloria; entonces sabréis que yo soy vuestro Dios y daréis gritos de júbilo en Sión, y seréis mi pueblo elegido, mi nación donde habitaré. Mi nueva Jerusalén será un lugar santo.

Quedad en mi paz, pueblo mío, heredad mía.

Vuestro Padre, Yhavé, Señor de las Naciones.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, hijitos de mi corazón.

ENOCH

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: