Esperamos Tu Pronto Regreso Señor

MENSAJE DADO A ENOCH

¡TODO AQUEL QUE COMULGUE INDIGNAMENTE O EN PECADO MORTAL, ES REO DE CULPA Y SE ESTÁ COMIENDO Y BEBIENDO EL CÁLIZ DE SU PROPIA CONDENACIÓN! (1 Cor. 11, 27 al 29)

MAYO 24 – 2016 1: 15 P.M

LLAMADO URGENTE DE JESÚS SACRAMENTADO A LA HUMANIDAD

Mi paz esté con vosotros, hijos míos.

A medida que van pasando los días, también se acerca más mi próxima venida. Este mundo está tecnificado en el pecado, la maldad se ha propagado por la tecnología y los hombres se han apartado de su creador. ¡Qué dolor siento al ver muchas de mis casas convertidas hoy en museos o en centros de diversión! ¡Me duele y entristece ver tanta ingratitud y tanto olvido de parte de los que dicen ser mis familiares!

¡Cuántas profanaciones a mi Divinidad diariamente se cometen y mis hijos no alzan su voz, ni me defienden! Millones de comuniones sacrílegas a diario se cometen de parte de muchos de mis hijos que por falta de un buen examen de conciencia o por ignorancia, reciben indignamente mi cuerpo y mi sangre. La falta de evangelización en este tema, está llevando a muchos a cometer sacrilegios. La inmensa mayoría se comulga, sin haber pasado por un confesionario. Muchos dicen: ¡qué me voy a confesar con un sacerdote que es un hombre pecador igual a mí! ¡Insensatos, mis predilectos son hombres como vosotros, pero están revestidos de mi ministerio sacerdotal y solo a ellos les he dado la potestad de perdonar o retener pecados!. Vosotros juzgáis según las apariencias humanas, más para Dios lo que importa no es la condición humana del sacerdote, sino su ministerio sacerdotal.

Toda comunión que hagáis sin confesaros con uno de mis sacerdotes, es comunión sacrílega, y si no os confesáis con ellos y reparáis, os aseguro que se os puede perder el alma. Todo aquel que comulgue indignamente o en pecado mortal, es reo de culpa y se está comiendo y bebiendo el cáliz de su propia condenación. (1 de Corintios 11, 27 al 29)

¡Qué dolor siento al ver a muchos que llevan meses sin confesarse, recibiendo mi santa comunión! Os digo, estáis cometiendo también sacrilegio; debéis de confesaros mínimo cada mes o inmediatamente cuando cometáis pecado mortal. Debéis de bañaros en la piscina del perdón con mayor frecuencia, porque el que diga que está libre de pecado es un soberbio y mentiroso y ya recibirá su paga.

Todo pecado mortal debe ser confesado inmediatamente y se debe reparar por él, para que cuando lleguéis a la eternidad no se os alargue la estadía en el purgatorio. Tened presente los pecados de omisión para que hagáis buenas confesiones de vida. Acatad estas instrucciones, porque el día de mi Aviso se está acercando y la inmensa mayoría por su tibieza espiritual, pecado o falta de conocimiento, va a sufrir en su paso por la eternidad.

Hago un llamado urgente a todos aquellos que andan en la oscuridad y las tinieblas y se gozan haciéndole el mal a su prójimo. Os digo hijos de la perdición: sino os arrepentís de corazón, os confesáis con uno de mis sacerdotes y reparáis por todo el mal que habéis hecho, os aseguro que no regresareis más a este mundo. La muerte eterna vais a encontrar en vuestro paso por la eternidad, por todo el pecado y maldad con que habéis obrado en este mundo. El tiempo se os está agotando hijos de la perdición; como buen pastor os llamo ovejas descarriadas, para que volváis a mí de corazón; acordaos que hay más alegría en el cielo, no por los noventa y nueve justos, sino por el pecador que se arrepiente. Os estoy extendiendo mi mano, ¿qué queréis, misericordia o justicia?; de vosotros depende la vida o la muerte eterna. ¡Decidíos de una vez! Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Maestro, Jesús Sacramentado. El Amado que no es Amado

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

EL DÍA Y LA HORA DE MI AVISO YA FUERON SEÑALADOS POR EL TRIBUNAL SUPREMO. SOLO FALTA QUE SE CONSUMAN UNOS POCOS INSTANTES DE MISERICORDIA, PARA QUE EN DIVINA VOLUNTAD TODO SE CUMPLA

MAYO 15 DE 2016 – 1: 30 P.M

LLAMADO URGENTE DE JESÚS EL BUEN PASTOR A LA HUMANIDAD

Ovejas de mi grey, mi paz esté con vosotras.

Rebaño mío no temáis, permaneced en mi amor, que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde. Preparaos con buenas confesiones de vida para la llegada de mi Aviso, que ya está tocando a la puerta de vuestras almas. Mi deseo no es veros sufrir en vuestro paso por la eternidad, sino que os convirtáis sin tener que conocer el sufrimiento. Consagraos a nuestros dos corazones lo más pronto posible y consagradnos vuestras familias, para que ninguno se pierda en el paso por la eternidad y puedan al regresar a este mundo cumplir con la misión que se les asignará.

Os digo: todo mortal que tenga uso de razón va a pasar por la eternidad y va a ser juzgado por el tribunal supremo con base en el amor. Os exhorto a que os perdonéis los unos a los otros, para que cuando lleguéis a la eternidad, vuestras almas no conozcan el lago del purgatorio, donde yacen las almas que murieron sin perdonar y sin ser perdonadas. Almas que les faltó amar y perdonar en este mundo y deben de purgar por ello en la eternidad. El purgatorio para estas pobres almas es largo y penoso, allí deben de expiar toda la falta de amor y perdón que no tuvieron en este mundo para con sus hermanos.

Muchas de estas pobres almas llevan muchos años de vuestro tiempo en este lugar, porque en vida en este mundo se negaron a perdonar. Su dolor es grande y necesitan de vuestras oraciones, ayunos, penitencias y santas misas, ofrecidas por ellas, que les serán de gran ayuda en su proceso de amor. Orad por las almas resentidas, su falta de amor en este mundo las llevó a cerrar su corazón al perdón y hoy yacen en la eternidad sedientas y necesitadas de vuestras oraciones para poder expiar sus penas y disminuir su estadía en el purgatorio.

Tened pues en cuenta ovejas mías esta instrucción que os doy, para que abráis vuestro corazón al perdón y os pongáis en paz con vuestros hermanos, para que cuando llegue el día de mi Aviso, vuestro paso por la eternidad no sea de dolor, sino de gozo y paz. El día y la hora de mi Aviso ya fueron señalados por el Tribunal Supremo. Solo falta que se consuman unos pocos instantes de misericordia, para que en Divina Voluntad todo se cumpla.

¡Ay de aquellos necios e insensatos que piensan que sus fortines subterráneos los protegerán en el tiempo de mi justicia! ¡Qué equivocados están, si no vuelven a Dios de corazón y se arrepienten, la furia de la creación en el tiempo de mi justicia, derrumbará sus fortalezas y morirán bajo el peso de sus fortines!

¡Insensatos, en el tiempo de mi justicia divina no habrá lugar seguro en la tierra donde esconderse! Buscad a Dios y cumplid sus preceptos, esa es vuestra mayor fortaleza. No busquéis seguridad en las cosas de este mundo, porque este mundo muy pronto pasará y con él todos aquellos que hoy me dan la espalda y no la cara.

Preparaos rebaño mío, porque vuestro paso por la eternidad se está acercando; consagraos a nuestros dos corazones, nuevamente os lo digo; reconciliaos con vuestros hermanos y practicad la justicia, para que en eternidad podáis ver la Gloria de Dios y no el suplicio del purgatorio o el tormento del infierno. Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: