Esperamos Tu Pronto Regreso Señor

Archivo para la Categoría "Mensajes de Nuestra Señora de la Preciosísima Sangre(2010)"

MENSAJES DE NUESTRA SEÑORA DE LA PRECIOSÍSIMA SANGRE


(AÑO 2010)

MENSAJE DE NUESTRA SEŇORA DE LAPRECIOSÍSIMA SANGRE AL PADRE

THOMAS SMITH, LA GUAIRA, VENEZUELA, 12 DE FEBRERO DE 2010.

Mis hijos en Venezuela, vengo a ofrecerles mi amor, vengo a ofrecerles paz; vendrá la paz a su debido tiempo. Actualmente el mundo se encuentra disturbado por el dragón rojo que se encuentra en muchos lugares del mundo, pero mi hijo prevalecerá al final de los tiempos.

Deben rezar, rezar, rezar; tienen que entender que solo por la misericordia de Dios pueden rezar.

Muchísimas sanaciones se darán en Venezuela en el próximo año y medio; mi hijo Thomas recorrerá toda Venezuela, El ha sido escogido por Dios Padre para sanar a los sacerdotes y obispos, no tengan miedo, la justicia se dará cuando Dios Padre actué con su justicia divina. Para ustedes hijos míos que vienen a mi corazón no tienen nada que temer, para el justo y el humilde no hay nada que temer; solo la persona de corazón orgulloso.

MI ALMA GLORIFICA AL SEŇOR, MI ALMA GLORIFICA AL SEŇOR.

Es el deseo de Dios, que vuestras almas glorifiquen al Señor en la Iglesia, en sus familias, etc.

Venezuela tiene un lugar muy especial en mi corazón por la fe de sus antepasados.

Hoy estoy bendiciendo las rosas, los rosarios; cómanse los pétalos de rosa con la sopa o en cualquier bebida, usen el pañito de sanación, recen el rosario y yo estaré con ustedes cuando lo hagan.

Han venido conmigo el Santo Padre Pio, Santa Teresita del Niño Jesús, Santa Teresa de Ávila y Santa Teresa de los Andes.

Hay actualmente en este lugar 32,000.00 ángeles adorando a Jesús en el Santísimo Sacramento y a la Santísima Trinidad y ayudándolos a ustedes a adorar a Dios. Si ustedes no quieren rezar entonces no aman a Dios. Los estoy bendiciendo en este momento.

Gracias por escuchar mi llamado.

MENSAJE DE NUESTRA SEŇORA DE LA PRECIOSÍSIMA SANGRE AL HERMANO THOMAS SMITH

PARROQUIA NUESTRA SEŇORA DEL ROSARIO

FEBRERO 16, 2010

Mis hijos, mañana comienza la cuaresma. La cuaresma es tiempo de acercamiento a mi hijo Jesús. Es tiempo de oración, ayuno e intimidad con mi hijo, Nuestro Señor Jesucristo. No es tiempo de castigo sino de ayuda a los necesitados y de mucha oración.

Recen, recen, recen.

A través del amor y la oración podemos convertir a aquellos necesitados de conversión en sus corazones y en su alma y de esta manera la vida sería mucho más valorable.

Sean obedientes, amen la voluntad de Dios. Si son obedientes y hacen la voluntad de Dios pero no tienen amor en sus corazones de nada sirve.

Vayan a confesarse, acérquense a la Iglesia. Los católicos conocen muy poco de su fe. Mi hijo Thomas escribirá nueve artículos que les ayudara y les dará ánimo para vivir la fe cristiana.

El demonio de siete cabezas tiene mucho poder en estos tiempos, esto significa que debemos orar por ellos, perdonarlos y amarlos más.

Jesús nos dijo: “Quien le dé un vaso de agua fría a una persona sedienta es como si me lo diera a mí.”

No juzguen a nadie, oren por ellos. Ya vendrá un nuevo día.

Recuerden que tenemos que sanar a nuestra Iglesia a través del Espíritu Santo.

Nuestros Sacerdotes necesitan amor, necesitan nuestras oraciones y no ser juzgados. La Iglesia para que exista necesita de los sacerdotes.

En esta cuaresma recen la oración del Ofrecimiento de Vida todos los días, ofreciéndola por un sacerdote.

Pronto esta oración será traducida en siete idiomas.

Recen y yo estaré con ustedes.

Toma muy poco tiempo expresarle nuestro amor a una persona que nos ha herido. Recen, reflexionen y mediten en el Viernes Santo.

He traído conmigo al Santo Padre Pio, Santa Teresa de Ávila, Santa Teresita del Niño Jesús y Santa Bernadet. Ellos estarán rezando por ustedes cuando se acerquen a recibir la sanación.

Entre más amen a Dios más rápido se da la sanación.

Los amo muchísimo.

Gracias por escuchar mi llamado.

MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA DE LA PRECIOSISIMA SANGRE

SANTA TERESA DEL TUY, ESTADO MIRANDA

Febrero 3, 2010

Mis hijos hoy he venido a bendecirlos. Estoy muy contenta de que estén aquí buscando y recibiendo sanación. He venido en la advocación de la Rosa Mística; mi hijo Thomas también me ve en la advocación de Nuestra Señora de la Preciosísima Sangre. Estoy bendiciendo las flores, los rosarios, las Medallas y todos los artículos religiosos que tengan con ustedes; y hoy, como un regalo especial de Dios Padre para las personas que rezan la oración del Ofrecimiento de vida, están subiendo al cielo todos sus familiares que estaban en el purgatorio hasta la quinta generación.

Vengo a pedirles que recen, recen, recen mucho. Existe mucha maldad aquí y en todo el mundo, existen personas que le han entregado su

corazón al demonio, con brujería, misas satánicas, santería; no tengan miedo de ellos pero tampoco se junten con ellos.

Hay muchos ángeles alrededor de la Iglesia que están aquí para protegernos, ya que hay muchos demonios afuera que quieren destruir sus almas.

Recen, recen, recen mucho, recen por el Santo Padre, por los Cardenales y Obispos en Venezuela y especialmente por los sacerdotes.

La mayoría de las personas que están aquí reunidas son muy buenos hijos de Dios y los bendigo.

Hoy están conmigo Santa Teresa de Ávila, Santo Padre Pio, San Francisco de Asís, Santa Teresita del Niño Jesús, Santa Bernadet, ellos han venido a orar

por ustedes.

Dios es misericordioso y ama su creación, y se salvaran por su cruz y la cruz que El le ha puesto a cada uno de ustedes.

Gracias por escuchar mi llamado.

MENSAJE DE NUESTRA SEŇORA DE LA PRECIOSISIMA SANGRE

CASA DE ENZO RUTILIANO, BARQUISIMETO, 17 DE MAYO, 2010

Mis queridos hijos, esta noche vengo a ustedes en la advocación de Nuestra Señora de la Preciosísima Sangre. He venido a alumbrar a Venezuela de costa a costa, de arriba abajo y a mandar mi mensaje de la Preciosísima Sangre al resto de Latino América, Europa y África.

Les pido que hagan una cosa muy simple y es que recen; recen por la paz, recen por sus enemigos, por aquellas personas que a ustedes no les caen bien, recen por las almas, especialmente aquellas que están en este momento en peligro de perderse. Cada vez que piden por un alma ganan gracia; recuerden que cuando perdonan a la persona que más les desagrada o a la persona que más daño les ha hecho, ganan muchas gracias, quizás hasta el cielo. No pueden entrar en el cielo sin perdonar.

Estamos en una época de gran oscuridad, el mundo está lleno de ateísmo y materialismo, el hombre lleno de avaricia y poder, pero más que todo el sufrimiento de los pobres. En las escrituras leemos: que Dios oye el llanto de los pobres.

Los bendigo, los bendigo a todos en este país; he escogido este país por la fe, cientos de años de fe, que no será removida por nadie. Dios está haciendo muchos milagros en toda Venezuela, como habrán muchas sanaciones y milagros esta semana para dar testimonio de la gloria de Dios.

Amansen los unos a los otros como El los ama, bendíganse los unos a los otros como El los bendice, sean humildes de corazón, no sean solo obedientes sino pídanle a Dios que les de la gracia de amar su voluntad; amar la voluntad de Dios es el camino al cielo.

Los bendigo esta noche, bendigo las flores, los rosarios, los bendigo a ustedes y a sus familias.

Gracias por escuchar mi llamado.

MENSAJE DE NUESTRA SEŇORA DE LA PRECIOSISIMA SANGRE

IGLESIA DE NUESTRA SEŇORA DE LA CONSOLACION

BARQUISIMETO, 18 DE MAYO, 2010

Mis queridos hijos, por favor arrodíllense porque están con nosotros Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo. También están aquí el Padre Pio, Santa Teresa de Ávila, Santa Teresita del Niño Jesús, Santa Bernadet, Nuestra Señora de la Consolación, el Beato Padre Seelos, Juan Pablo II, Ángeles del Cielo y la Corte Celestial.

Mis pequeños hijos, hoy estoy contenta, muy feliz de verlos aquí. Como ustedes saben, el mundo tiene muchos problemas pero, estos problemas se pueden resolver con el poder de la oración, con el poder de los sacramentos al recibirlos y regresando a mi Hijo Jesús; es mi hijo quien redimió al mundo en obediencia a Dios Padre y mi obediencia a Dios Padre aceptando ser la madre de Dios.

Esta zona del país es una de las más importantes para la evangelización y sanación de Venezuela.

Este país está muy cerca de mi corazón y lo amo mucho, está en un lugar donde Satanás no podrá llevar a cabo su misión a Latino América.

Por favor recen, recen, recen, no solamente recen, recen como si estuvieran enamorados de Dios, si no tienen esa gracia, pídansela a Dios.

Algunos de ustedes deben ir a confesarse y reconciliarse con Dios, algunos de ustedes necesitan tomar más fuerza y ser alimentados con el Cuerpo y Sangre de mi Hijo.

Aprendan la palabra de Dios leyendo el Catecismo de la Iglesia Católica, allí está todo lo que necesitan saber para vivir una vida de acuerdo a la voluntad de Dios.

Cuando lean las escrituras, sigan leyendo hasta que se sientan atraídos por Dios en su alma, después de cierto tiempo de estar haciéndolo, se sentirán en unión con Dios. Esta unión con Dios a través de este tipo de oración, es lo que la Iglesia necesita desesperadamente; entonces tendremos paz.

No podemos orar solo con palabras, la oración tiene que salir del corazón; miren mi corazón, el está unido al Sagrado Corazón de mi Hijo.

Siempre he dicho que se sabe cuánto una persona ama a Dios por cuanto la persona ama rezar.

Hoy los bendigo, habrá muchas sanaciones.

Los quiero mucho, los abrazo a cada uno de ustedes como si fueran mi único hijo.

Gracias por escuchar mi llamado.

MENSAJE DE NUESTRA SEŇORA DE LA PRECIOSISIMA SANGRE AL HERMANO THOMAS SMITH

IGLESIA DE NUESTRA SEŇORA DEL ROSARIO, EN EL VALLE, SAN CRISTOBAL

ESTADO TACHIRA, MAYO 25, 2010

Mis hijos, estoy muy complacida de venir aquí, a esta Iglesia que lleva mi nombre, Nuestra Señora del Rosario.

Como ustedes saben, Venezuela ha sido escogida por mí, como el lugar para empezar a restaurar el poder de Dios, el Espíritu Santo y el Rosario en Latino América. Habrá muchos días de oscuridad en el futuro pero detrás de cada día de oscuridad estará la luz de la Resurrección.

No pierdan la esperanza, no tengan miedo, no oigan aquellos que predican o hablan de condenación u opresión. Dios Padre tiene la luz del mundo en sus manos, y sabe muy bien cómo usarla.

Recen, aprendan a rezar, recen el rosario de la Armada, porque este será mi barco que a través del mundo reconciliara todas las cosas a mi Inmaculado Corazón y al Corazón de mi Hijo. Hoy los estoy bendiciendo, y mis hijos los santos vienen a orar por ustedes: San Padre Pio, Santa Teresita del Niño Jesús, Santa Teresa de Ávila, Santa Teresa de los Andes y Santa Bernadet, ellos están aquí con ustedes.

Hoy habrán milagros, sanaciones pero lo más importante que debe pasar es la conversión del corazón, buscar el perdón de los pecados a través del Sacramento de la Reconciliación, sin esto todo lo que se hace es falso; en cambio, con los Sacramentos todo lo que se hace tiene muy buenos resultados.

Muchos de ustedes, se que están pasando por situaciones muy difíciles, situaciones económicas, de salud y de muchas formas, pero recuerden que Dios va a bendecir esta nación y Satanás y su arrogancia nunca lo verá venir hasta que sea demasiado tarde.

Quiero que cada uno de ustedes lleve la devoción del Rosario en sus corazones, reciban los Sacramentos, recen por los Sacerdotes, recen mucho por ellos ya que algunos van por el camino de la perdición, pero todo esto puede cambiar con sus oraciones; muchos son santos y se unirán a mí en este camino que lleva a la Salvación Eterna.

Bendigo todos los artículos religiosos, todo lo que está en el altar, los pañitos de sanación, las medallas y todo lo que tengan, lo bendigo con mi bendición de Madre.

Vengan, vengan y únanse a Mi en este caminar hacia la vida eterna. Yo, a través de la Gracia de Dios iluminare este país en oscuridad y será el Vicario de la Iglesia quien vendrá y vera, especialmente los Obispos.

Los quiero mucho, los conozco a cada uno por su nombre.

Gracias por escuchar mi llamado.

MENSAJE DE NUESTRA SEŇORA DE LA PRECIOSISIMA SANGRE AL HERMANO THOMAS SMITH

IGLESIA DE NUESTRA SEŇORA DEL ROSARIO, SAN CRISTOBAL, ESTADO TACHIRA

JUEVES, 27 DE MAYO, 2010

Mis hijos, hoy traigo conmigo muchos ángeles, quienes están bendiciendo la ciudad como una muestra de mi amor por ella y su gente.

Estoy muy contenta de ver que muchos hayan venido a la oración, muchos más se unirán y aprenderán a rezar con el rosario de la Armada, la Oración de la Absorción, el rosario y los Sacramentos; todo esto se unirá, Dios tiene una nueva primavera para Venezuela y el resto de Latino América.

Nunca ha habido paz en esta tierra desde la caída de Adam, a no ser que sea confrontada contra el mal.

Muchos de sus hijos no están en gracia de Dios, deben rezar por ellos, muchos de ellos ni siquiera creen en Dios; esto es más que todo en Estados Unidos. Aquí la fe es mucho más profunda y están mucho más cerca de mi corazón.

Vengo hoy a bendecirlos, a bendecir los artículos religiosos, sus Pañitos de Sanación, los rosarios, las flores y todo lo que trajeron para bendecir. Les traigo la bendición del cielo.

Como les he dicho anteriormente, los conozco a cada uno por su nombre, conozco quien quiere servir a Dios y quién no. Sé que Dios derramara muchas gracias a este país, el cual será ejemplo para otros países que están en tinieblas; hay países que creen estar en la luz pero están en la oscuridad.

Existe un solo Dios, no hay ningún Dios antes que El. La brujería, el Vudú, el juego de la güija, el satanismo, los rituales satánicos son practicados por personas que ustedes nunca se imaginarían que lo hacen; los masones y un nuevo orden mundial están tratando de controlar al mundo.

Mi hijo, el Vicario de Roma, Benedicto XVI ha sido enviado para mi plan de salvación, para este país y los demás países del mundo.

No tengan miedo, no escuchen falsas profecías, nadie sabe exactamente cuando las cosas van a suceder, las consecuencias apocalípticas. Nadie lo sabe, Yo no lo se, solo Dios lo sabe; pero ustedes son la esperanza a través de sus oraciones, de muchísima gente quienes sus almas podrían perderse este mismo día. Deben aprender el poder de la oración, deben llevar la esperanza a sus hogares, a sus comunidades, recen el rosario, la Oración del Ofrecimiento de Vida, y regresen a los Sacramentos.

Muchos de ustedes aquí necesitan ir a confesarse y recibir el Sacramento de la Reconciliación, limpiar sus almas para poder ver el plan que he traído de salvación, felicidad y paz.

Estoy feliz de ver tanta gente hoy aquí. Esta es la manera de plantar la semilla en la Iglesia, recen por los Sacerdotes, recen por los Sacerdotes, necesitamos a nuestros Sacerdotes, los necesitamos sanos y ustedes con sus oraciones pueden lograrlo.

He venido hoy con Padre Pio, Santa Bernadet, Santa Teresa de los Andes y Juan Pablo II.

La Santísima Trinidad está presente en el Bautismo y se queda en el alma de cada persona bautizada hasta que por negligencia, a través del pecado se aleja de Dios; entonces vayan a confesarse, entréguenle su alma a Dios.

Hijos míos, los quiero más de lo que se imaginan.

Gracias por escuchar mi llamado.

MENSAJE DE NUESTRA SEŇORA DE LA PRECIOSISIMA SANGRE AL HERMANO THOMAS SMITH

IGLESIA DE NUESTRA SEŇORA DEL ROSARIO, MARACAIBO, ESTADO ZULIA

MARTES, 1 DE JUNIO, 2010

Mis queridos hijos, qué bello es el día que pasamos en presencia de Nuestro Señor y el día que el Señor nos regala las manos sanadoras de Dios Padre. Todo lo que Dios tiene que hacer es tocar a sus hijos, y esto es lo que quiere hacer. Dios está muy contento con su fe y se alegra de que hayan venido, cuando podrían estar haciendo otras cosas.

Afortunadamente, su fe los ha mantenido en un mundo sobrenatural y por sobrenatural me refiero a los Sacramentos, Adoración del Santísimo, las Novenas y el Rosario de la Armada. Todas las oraciones de la Armada fueron dictadas por Mi a mi hijo Thomas; nada puede ser cambiando en el libro del Rosario de la Armada ya que todas las oraciones han sido aprobadas por el vaticano, algunas aprobadas por cientos de años; no quiero que ni una palabra del libro sea cambiada, ya que son verdaderas oraciones de la Iglesia.

Hoy les pido que tomen una hoja de papel en blanco y dibujen una cruz y escriban en la cruz “Gracias Señor Jesús por salvar mi alma; esto debe decirse después de terminar el Rosario de la Armada.

Como se los he dicho ya muchas veces, Venezuela es muy querida para Mí, la llevo en mi corazón; y hare por Venezuela lo que dicho, para que toda la América Latina sea libre de abrir sus corazones a Mí y después llevar este maravilloso llamado a mi Hijo Jesús y lo mismo hare en África.

Mi hijo Thomas después de 16 meses en Venezuela, irá a Colombia, Brasil, Argentina, Ghana, Nigeria y de allí a Portugal y Europa. Esta misión es muy difícil; El necesita de sus oraciones, y de celebrar en su nombre el Sacrificio de la Eucaristía para poder recibir las gracias necesarias para esta misión.

Cada uno de ustedes ha sido escogido por Dios para ser instrumentos, ser santos y ayudar a la gente a rezar por su país, y por la paz de todo el mundo.

No tienen nada que temer, nada. Estaré a su lado todo el tiempo y si rezan la oración del Ofrecimiento de Vida a mi lado, Dios Padre los colmara de gracias y muchas bendiciones.

La oración del Ofrecimiento de Vida es una oración muy poderosa aprobada por la Iglesia. Todas las personas que participen en los grupos de la Armada recibirán muchas gracias, verán milagros y sanaciones en sus familias. Algunos grupos me verán, quizás sea una visión, el aroma de rosas o simplemente Mi presencia física. Todavía no estamos lo suficientemente fuertes en organización para entregárselo a Dios. Verán signos y prodigios. Muchos católicos no entienden estos signos y prodigios porque nunca han leído en la Biblia el libro de los Hechos de los Apóstoles, los invito a leerlo para que vean si esto es lo que está sucediendo actualmente.

Bendigo todos sus artículos religiosos, los rosarios, las rosas, los libros y todo lo que tengan y si se les olvido algo en sus casas también se los bendigo.

Recuerden, los conozco a cada uno por su nombre.

Los quiero mucho y los conozco por su nombre, porque fueron creados por Dios Todo Poderoso por una razón especial.

Gracias por escuchar mi llamado.

MENSAJE DE NUESTRA SEŇORA DE LA PRECIOSISIMA SANGRE AL HERMANO THOMAS SMITH

IGLESIA NUESTRA SEŇORA DEL ROSARIO, MARACAIBO, VENEZUELA

3 DE JUNIO, 2010

Mis hijos, estos son tiempos de mucha gracia. Muchas gracias serán derramadas sobre esta Iglesia y sobre ustedes quienes han venido a estar conmigo. En estos días, donde la luz de Dios va directamente a la oscuridad de Satanás, sabemos que la luz de Dios siempre prevalece y ustedes son parte de esa luz; ustedes quienes rezan, quienes rezan con intención pura de corazón, recen con confianza, recen confiando que Dios responderá a todas sus necesidades, pero también recen con confianza de que ayudaran a Dios en su necesidad; la única necesidad que Dios tiene en esta tierra y es que le entreguemos nuestra voluntad, nuestro libre albedrio, que se lo entreguemos con amor y con arrepentimiento; Dios no necesita más nada porque El es Dios.

He venido hoy a bendecir sus familias, especialmente sus hijos, muchos de ellos parecieran estar perdidos en el materialismo, las drogas, pecados de sexo, absolutamente materialismo y ateísmo. Es muy triste ver muchachas y muchachos de 16 años diciendo que no creen más en Dios. ¿Qué es lo que ha pasado? ¿Por qué está sucediendo esto? Todo lo que sucede Dios lo permite por una razón.

Dios les está pidiendo hoy que sean Apóstoles, que ayuden a la gente, ayudándolas en sus necesidades; El sabe que ustedes lo pueden hacer. Lo pueden hacer con el Rosario de la Armada, con la Oración del Ofrecimiento de Vida, con sus propias necesidades, sacrificios o simplemente con una oración.

Recen, recen, lo único que nos queda es la oración. La oración es la única cosa que prendera las luces en Venezuela y en otros países que la seguirán con su ejemplo.

Cuando se acerquen a recibir la oración de sanación, tengan en sus corazones y mentes lo que necesitan y por quien quieren pedir, Dios lo sabe todo, no tienen que decírselo otra vez. No hay mucho tiempo para orar por tanta gente, así que sean generosos, cuando pasen a la oración el tiempo es de ustedes, pueden sacar provecho de el u ofrecerlo como un gran sacrificio.

Estaré con ustedes todo el día, la Santísima Trinidad estará con ustedes todo el día, lo mismo que el Santo Padre Pio y San Francisco de Asís.

He venido a bendecir todos los artículos que están en el Altar, en sus carteras y todo lo que tengan; permítanme que los bendiga.

Nunca podrán entender el amor de Dios por cada alma, especialmente el alma que está cerca del infierno. No se pueden imaginar la tristeza de Dios al ver el alma que va al infierno. Les pido que ustedes y la Iglesia hagan lo posible para salvar estas almas.

Recen el rosario, reciban los Sacramentos, enfaticen en la Eucaristía, aprendan la Palabra de Dios, conozcan su fe, pueden conocer mejor su fe leyendo el Catecismo de la Iglesia Católica, en el está todo lo que necesitan saber. Formen buenos hábitos. Hábitos en Adoración del Santísimo, misa diaria, confesión y actos de caridad. Todo esto es lo que Dios espera de nosotros, en retorno Dios nos dará paz en la tierra y paz eterna en el cielo; sin esto, verán un verano muy difícil.

Gracias por escuchar mi llamado.

MENSAJE DE NUESTRA SEŇORA DE LA PRECIOSISIMA SANGRE AL HERMANO THOMAS SMITH

IGLESIA DE LA RESURRECIÓN DEL SEŇOR, MARACAIBO, VENEZUELA

7 DE JUNIO, 2010

Mis queridos hijos, estoy muy contenta y les doy la bienvenida en este día tan caluroso. Muchas gracias serán dadas en este día por el sacrificio que hacen de estar aquí en este día tan caliente. He venido a bendecir esta Iglesia y esta parroquia como seguiré haciéndolo en todas las Iglesias y Parroquias en Venezuela. Les pido que se unan a Mí en este esfuerzo, proyecto; tenemos el Rosario de la Armada, la Oración del Ofrecimiento de Vida pero sobre todo tenemos los Sacramentos y la Palabra de Dios.

Sepan que los quiero mucho y que estoy con ustedes, sepan que Dios Padre los quiere mucho, y que Dios Hijo es una prueba de amor para ustedes.

Hagamos de hoy un día de oración, un día de milagros y sanaciones, un día para traer más personas para que oren por ellas y sean sanadas; si no lo hacemos perderemos todo, Satanás robara los buenos frutos. Muchos de ustedes necesitan ir a confesarse, deben hacerlo hoy.

He traído conmigo al Santo Padre Pio, San Antonio y la Madre Teresa de Calcuta. Les pido que se unan a mí con sus corazones, para ayudarme a pavimentar el camino en Venezuela y en Latino América; esto iluminara la Iglesia y le dará fuerza, especialmente a través del Rosario de la Armada; verán cosas que nunca antes habían visto y se expandirá por todo el mundo.

He venido a bendecir sus flores, pañitos de sanación y todos sus artículos. He venido a bendecir todo lo que tienen y a bendecirlos a ustedes y estaré aquí durante el servicio de sanación.

Los quiero mucho y los conozco a cada uno por su nombre.

Gracias por escuchar mi llamado.

Nube de etiquetas